De niña a mamá
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
La difusión de información al respecto tanto de medios privados como públicos ha ejercido una fuerte influencia positiva en los jóvenes
Traer una nueva vida no debe ser considerado una catástrofe familiar, más bien debe ser considerado como una oportunidad para seguir creciendo.

Actualmente, es tiempo de que el adolescente se encuentra en el auto descubrimiento, del desarrollo tanto físico como cognitivo; en este contexto, los adolescentes presentan su desarrollo sexual y las relaciones sexuales pueden ocurrir y, con ello, las posibilidades de enfermedades de transmisión sexual y embarazo.
El embarazo en mujeres adolescentes (15 a 19 años) ha ido disminuyendo a partir de los años 90, en hispanos, al parecer ha disminuido de un 40.3 al 27.5 por l00 embarazos, comparado con 1976, y la abstinencia es factor principal en muchos adolescentes masculinos por el temor a contraer infecciones de transmisión sexual, además de que el adolescente adquiere cada día más conciencia de elección de inicio de vida sexual y se comporta de manera más responsable con el uso de métodos de anticoncepción.
Por otro lado, la difusión de información al respecto tanto de medios privados como públicos ha ejercido una fuerte influencia positiva en los jóvenes para frenar las relaciones sexuales irresponsables, y sin medidas de precaución tanto para prevenir enfermedades sexuales como embarazos.
Sin embargo, en países desarrollados como Estados Unidos las tasas de embarazo no han cambiado mucho con el paso del tiempo; Estados Unidos presenta dos veces más embarazos en mujeres adolescentes comparado con Gran Bretaña y Canadá y 9 veces más que Japón. Esto tiene que ver con la cultura de cada país.

Contexto social

El embarazo no deseado en una mujer adolescente, continúa siendo una brecha difícil de superar para los padres, de pronto se ven inmersos en una serie de eventos no esperados y poco favorables en donde la principal protagonista es la futura mamá demasiado joven para entender todas las implicaciones que representa el ser madre.
Por su parte, la adolescente se siente tremendamente abrumada, no tanto por la llegada del futuro bebé, sino por las críticas de la sociedad, incluyendo a los amigos y familiares, pero sobre todo sienten gran angustia por la reacción de los padres al conocer la noticia.

Contexto médico

Médicamente, podría decir que el embarazo en una adolescente involucra a toda la familia, en donde todos deben poner interés, alegría y responsabilidad para que el embarazo llegue a su término en las mejores condiciones posibles.
Esto es porque una adolescente no es económicamente solvente, ni emocionalmente madura para afrontar el control prenatal , compra de medicamentos y, por supuesto, la resolución del parto; los padres de pronto se encuentran con que no están esperando un nieto, sino un hijo más.
Por otro lado, el desarrollo del embarazo se considera de alto riesgo ya que se puede complicar con enfermedades como preclamsia (elevación de la presión arterial durante el embarazo), la cual se considera una enfermedad seria asociada al embarazo ya que las implicaciones que puede traer son, nacimientos de niños prematuros, disminución del líquido amniótico (agua en donde vive el bebé), bajo peso de los recién nacidos, y en casos severos, puede ocasionar muerte del feto, convulsiones de la madre y muerte, es importante que la paciente con esta afección, lleve un control estricto del embarazo, con toma de medicamentos y exámenes de laboratorio de manera regular, para detectar complicaciones a tiempo.

Más amenazas

Otras complicaciones en madres jóvenes son amenaza de aborto, que se caracteriza por sangrados vaginales de manera frecuente durante el transcurso de los primeros meses de embarazo, lo cual en un número elevado de ellas puede terminar en un aborto.
Otras complicaciones son: ruptura prematura de membranas (comúnmente llamada fuente) lo cual acarrea como consecuencia nacimiento de niños prematuros, infección de vías urinarias de manera frecuente, cérvico-vaginitis (flujo vaginal con mal olor y comezón), así como anemia; para lo cual es importante vigilar la dieta de las adolescentes, ya que la nutrición en este tipo de pacientes juega un papel muy importante para el buen desarrollo del embarazo.
No puedo dejar de comentar que la resolución del embarazo, es decir decidir si será parto o cesárea, amerita una exploración del canal de parto hecha por el ginecólogo, con ello se determinará si la pelvis es lo suficientemente amplia para permitir el nacimiento, o si se necesitará de una cesárea, no es esto el único factor que se toma en cuenta, también dependerá del desarrollo del embarazo, peso estimado del bebé, si hay o no complicaciones durante el embarazo, y de los resultados de los laboratorios, los cuales deben realizarse de manera rutinaria por lo menos tres veces durante el embarazo o más en caso de que se considere necesario.

Era moderna

El embarazo en mujeres adolescentes (15-19 años) ha ido disminuyendo con el advenimiento de la llegada de la era moderna y los medios de difusión, así como adquisición de consciencia en los adolescentes para iniciar vida sexual con uso de métodos de anticoncepción, aunado al deseo de superación y oportunidades de trabajo, para ellos. Sin Embargo para la adolescente que queda embarazada, todas estas expectativas de superación, pueden quedar nubladas, y futuro puede de repente no verse tan prometedor.
Por último, agregaré que un embarazo en una mujer adolescente, conlleva a riesgos o solo en el desarrollo del embarazo, sino también en el entorno psicológico; entender lo que piensa y siente una adolescente embarazada, será siempre un método para la madurez del adulto.
Y, con ello, me refiero a que la madurez no solo se adquiere con la edad, sino también con la manera de responder ante un evento de este tipo.
Traer una nueva vida no debe ser considerado una catástrofe familiar, más bien debe ser considerado como una oportunidad para seguir creciendo, deben flaquearse los obstáculos que nos pone la mente y encontrarse dispuesto y sentirse afortunado por tener la oportunidad de recibir a un nuevo miembro de la familia.

Todo sobre: embarazo - adolescencia - -

DATOS DEL COLABORADOR
Dra. Nora Ramos Valenzuela. Instituto Nacional de Perinatología. Embarazo de Alto Riesgo. Clínica del Noroeste. Tel. (662) 213 3295. e-mail: dra.noraramos@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: