Usted sí puede cambiar
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Es posible eliminar una adicción de su vida, sólo requiere voluntad, constancia y perseverancia
Una acción perjudicial para la salud como lo es una adicción puede dejarse si se recibe el apoyo adecuado.

Estamos en época de hacer nuevos propósitos por el un nuevo año, como probablemente usted ya lo habrá intentado en años anteriores, pero ve con cierto grado de frustración que su vida sigue igual.
Por eso me di a la tarea de escribir este artículo donde describo una serie de etapas por las que cruza una persona en el proceso de cambio ante una conducta autodestructiva, en este caso una adicción de cualquier tipo.
Las personas que consiguen una mejora en sus estilos de vida pasan a través de una serie de niveles en algo que hemos llamado “la rueda del cambio” donde cada estadío o nivel registra una actitud mental diferente y necesita una actuación personal distinta, detonada y mantenida por un combustible muy riesgoso, al que le he denominado voluntad.
El presente modelo a explicar es de James O. Prochaska y DiClemente, investigadores en Psicología de la salud de la Universidad de Rhode Island, quienes son reconocidos por el diseño y explicación de este modelo dominante de cambio de comportamientos de salud, el cual ha recibido una atención sin precedentes de la investigación, pero al mismo tiempo ha suscitado críticas de carácter excepcional.
El proceso al que ha de someterse la persona que posee conductas y/o hábitos autodestructivos será el de la transición, desde una adicción activa hacia la recuperación sostenida, donde la clave del éxito está basada en una toma de conciencia progresiva acerca del problema, y la necesidad de cambios que influyen en la motivación, para el avance de nivel.
En este modelo transicional de cambio, se propone que éste sea un proceso que implica el progreso a través de siete etapas:

1) Precontemplación; 2) contemplación; 3) preparación; 4) acción; 5) mantenimiento; 6) recaídas y 7) terminación.

Precontemplación

Las personas no tienen la intención de tomar medidas en el futuro previsible, generalmente se mide como “los próximos 6 meses”.
En esta etapa la persona no se da cuenta de que existe un problema pues realmente no ha hecho conciencia de ello. Por esta razón, el adicto no estará motivado a buscar ayuda, pues ni siquiera acepta que hay problemas.
Lo que ocurrirá es que la conducta autodestructiva seguirá evolucionando y se acumularan las consecuencias negativas.
Las personas pueden estar en esta fase porque no están informadas acerca de las consecuencias de su comportamiento. O quizás pueden haber tratado de cambiar varias veces y se desmoralizan por su pobre capacidad de cambio.
En la precontemplación, la persona no ve ningún problema en su comportamiento actual y no ha considerado que podría haber mejores alternativas.

Contemplación

Las personas tienen la intención de cambiar en “los próximos 6 meses”. En esta etapa ya las evidencias del daño se hacen obvias para el adicto, desarrollando una conciencia del problema que va de menor a mayor.
Las personas en contemplación comienza a invertir energía psicológica en pensar acerca del cambio, pero esto no se traduce en acciones concretas. Son más conscientes de las ventajas de cambiar, pero también son muy conscientes de los “inconvenientes”.

Preparación

La persona tiene la intención de tomar medidas en el futuro inmediato, generalmente se mide como el “mes siguiente”.

En esta etapa el individuo se motiva a buscar ayuda porque sabe que debe hacer algo para resolver el problema.
La persona acude a consulta, pide consejo y planifica. Aún así, no se ha llegado al punto donde se está dispuesto a invertir muchaenergía en los cambios, por lo tanto el problema sigue evolucionando.

Acción

Las personas han hecho modificaciones específicas que se manifiestan en sus estilos de vida en los últimos 6 meses
En esta etapa ya se ha pasado el punto de tolerancia, por lo que el adicto está listo para hacer los cambios necesarios.
Una vez llegado a este punto la persona sabe que no quiere seguir viviendo en su actual situación y estará dispuesto a invertir energía en los cambios.
Sin embargo si no se canaliza adecuadamente puede no avanzarse en la dirección correcta.

Mantenimiento

La persona está trabajando para prevenir una recaída. Se estima que ésta puede durar desde 6 meses hasta 5 años.
Una vez realizados los cambios hay que mantenerlos lo suficiente para que se hagan permanentes.
Es muy usual que las personas en recuperación se descuiden en esta fase porque a veces no hay adecuada conciencia de la tendencia a la recaída que posee la adicción.
Si la persona invierte tiempo en mantener los cambios logrados todo irá bien, pero si se descuida o aminora la marcha, puede presentarse una recaída.
En el mantenimiento, el cambio ha sido integrado en la vida de la persona porque es ahora más “emprendedora”.

Recaídas

Toda adicción tiene una tendencia natural a la recaída debido a la gran cantidad de elementos aprendidos y estructurales, que están activos a pesar de que se hayan hechos nuevos hábitos de comportamiento.
A esto se suma el hecho de que los cambios por realizar pueden ser abrumadores.
Si el adicto toma conciencia de estos hechos, y se hace responsable de mantener su recuperación en marcha, no habrá recaídas.
Las recaídas son parte de un ciclo de aprendizaje hacia el mejoramiento de la recuperación. En esto la adicción se comporta como otras enfermedades crónicas.
Además, los investigadores conceptualizan la recaída no como una etapa en sí, sino más bien el “retorno de la acción o el mantenimiento a una etapa anterior”. Esto no es inevitable -pero es probable- y no debe ser visto como un fracaso.

Terminación

Las personas tienen tentación de cero, y 100% de auto-eficacia y están seguras de que no volverán a su hábito insalubre.
Una vez que los cambios son mantenidos a lo largo del tiempo, los disparadores y conductas de búsqueda, así como los deseos de uso, dejan de poseer la fuerza que hubieran tenido sobre el adicto; se hacen menos intensos progresivamente, hasta que cesan.
Aún así, la tendencia a la recaída se mantiene, por lo que la recuperación en el adicto es un proceso que dura de por vida.
Obviamente en cada una de las etapas la persona requiere una asesoría muy cercana, para que vaya contrastando las virtudes de cada una de las fases, además de toda una estrategia psicoterapéutica integral que alimente y dé sentido al cambio que la persona busca.
Finalmente, esta propuesta de cambio hace notar que la motivación no es una cualidad estática, sino más bien un recurso psicológico dinámico, que puede incrementarse a medida que la persona toma conciencia de su problema. ¿Está listo para salir de la precontemplación?

Todo sobre: -

DATOS DEL COLABORADOR
Sergio Oliver Burruel. Master en Psicología. Psicoterapeuta y consejero familiar, especialista en adicciones. Citas al tel. (662) 285-4483, e-mail: sergio1oliver@psicom.uson.mx, paecoliver@gmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: