Eyaculación precoz: Cómo detenerse a tiempo
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Con técnicas de estimulación y terapias psicológicas este problema puede erradicarse y mejorar con ello las relaciones sexuales
En cada encuentro sexual el eyaculador precoz siente temor de no satisfacer a su pareja.

Existen tres principales tipos de problemas sexuales en el hombre los cuales son: la disfunción eréctil (mejor conocido como impotencia), la eyaculación precoz y la eyaculación retardada.
En esta ocasión hablaré específicamente sobre el problema más común de los tres: la eyaculación precoz.
La eyaculación es la expulsión del semen del cuerpo del varón que se da en dos fases, la primera llamada emisión, en la cual la próstata se contrae y vacía el semen en la uretra.
Posteriormente le sigue la fase llamada expulsión en la cual el semen pasa a través de la uretra para ser expulsado por el pene.
Cuando el hombre está muy excitado derrama unas gotas de fluido claro, el cual tiene la función de lubricar la uretra y preparar el camino para el desplazamiento del esperma.
La expulsión de este líquido es un proceso natural y señala la proximidad de la fase contráctil del orgasmo; sin embargo, debe tomarse en cuenta que este líquido posee una pequeña cantidad de esperma que en menor probabilidad, comparado con la eyaculación, puede propiciar un embarazo.

Incapacidad para contenerse

En la década de 1960, William H. Masters y Virginia E. Johnson investigaron por primera vez en un laboratorio los procesos biológicos de la sexualidad, elaborando el famoso “Informe de Masters y Johnson”.
Ambos terapeutas sexuales mencionan que un hombre sufre eyaculación precoz si eyacula antes de que su pareja logre un orgasmo en más del 50% de sus relaciones sexuales.
Según el psicólogo Sarason (2005), la eyaculación precoz consiste en que el hombre no puede detener la eyaculación durante el tiempo necesario para que su compañera experimente el orgasmo en el acto sexual. Existen tres tipos de eyaculación precoz: leve, moderada y severa: La eyaculación precoz leve se presenta durante minuto y medio después de la penetración; a moderada durante los primeros 30 segundos después de haber penetrado y la severa antes de la penetración.
La eyaculación precoz es un problema en el varón que no distingue raza ni estatus social. En investigaciones se encontró que los hombres con un nivel de educación más bajo se preocupan menos por que su pareja alcance el orgasmo y no consideran el control de la eyaculación como una técnica deseable.
Se menciona que el 75% de todos los hombres experimentarán una vez en su vida una eyaculación precoz, mientras que la tasa de prevalencia como un trastorno clínico se sitúa a nivel mundial en aproximadamente el 30% de los hombres.

Múltiples causas

Las etapas de una relación sexual son la excitación, meseta, orgasmo y resolución. En una relación sexual normal el hombre llega voluntariamente al clímax, mientras que en un problema de eyaculación prematura el hombre no puede permanecer en la fase de meseta ya que se presenta una excitación muy rápida y una eyaculación temprana e involuntaria.
Este problema se puede deber a causas psicológicas como depresión, ansiedad, nerviosismo, culpabilidad y angustia.
También la propician el exceso de estrés, cansancio físico y mental, como por ejemplo pasar una jornada laboral de más de 12 horas.
Este problema también puede originarse por infecciones urogenitales y de la próstata, así como alteraciones de tipo neurológico, trastornos crónico-degenerativos, alteraciones vasculares y fármacos como antidepresivos y antihipertensivos.
Otras causas que la originan son presión por parte de la pareja, problemas familiares y económicos, exceso de alcohol y un ambiente inadecuado, como presencia o cercanía de los hijos al momento de la intimidad sexual.

Lograr sincronía

Es importante mencionar que entre más actividad sexual tiene el hombre, el órgano sexual masculino se fortalece y crea mayor capacidad para sostener, dar calidad y hacer duradero el placer en la relación sexual.
Un hombre con poca práctica sexual tiene su órgano muy sensible, lo cual favorece que se presente la problemática en mención.
De antemano el hombre debe prepararse previo a la intimidad sexual ya que su periodo de excitación es más rápido que el de la mujer; debe proceder conforme el nivel de excitación de su pareja y estar en “sintonía” con ella para evitar caer en el egoísmo de la propia satisfacción sexual.
El tratamiento de la eyaculación precoz inicia primordialmente con eliminar la tensión que genera el perder la erección rápidamente y no poder penetrar con firmeza debido a una eyaculación involuntaria al poco tiempo de iniciada la relación sexual.
Algunos hombres acostumbran masturbarse antes de tener relaciones sexuales, para llegado el momento, tener un mayor control de la excitación y evitar una eyaculación rápida.
Dicha práctica no es recomendable porque de esta forma el cuerpo y el órgano sexual masculino sólo pierden energía.
Estimado lector, la eyaculación precoz no significa que usted sea menos hombre o que su pareja sea menos mujer, evite culpar y sentirse culpable, mejor actúe, ya que es un problema que tiene solución.

Consejos para la mujer

Si su pareja presenta este problema, es primordial que le haga saber que puede afectar su intimidad sexual; de lo contrario, la problemática aumentará y llegará el momento en que se sentirá insatisfecha percibiendo falta de atención y de amor, tanto para usted como para él mismo.
- Es importante que motive a su pareja para que solicite ayuda médica (Urología) y psicológica. Mientras más rápida sea la intervención de un profesional es mejor, ya que puede erradicarse la problemática con prontitud y la relación alcanzará bienestar pleno.
- Es elemental que actúen en pareja y trabajen con técnicas terapéuticas de comunicación sexual, dado que el sexo se da en pareja; no es recomendable que se aísle terapéuticamente a uno de los dos individuos.
- Es significativo que dé seguridad y confidencialidad a su pareja y hacerle saber que está dispuesta a apoyarlo para solucionar el problema. De lo contrario, al percibir el hombre un rechazo sexual, lo interpreta como un rechazo total que aumentará su frustración.

Ayude a su pareja

Existe un método que consiste en que la mujer estimule manualmente al varón, centrándose en las sensaciones de los genitales y detenerlo cuando se aproxime a la eyaculación. De esta manera, el hombre aprende a detectar y posponer la eyaculación.
Existe otro método de terapia llamado Semans, donde la mujer interrumpe repetidamente la estimulación al hombre cuando él le indica que está a punto de eyacular.


DATOS DEL COLABORADOR
Lic. Francisco Duarte. Psicología Clínica. Rafael Ángel Corella 227, entre Morelos y Gómez Farías (frente a Urgencias del hospital del Issste), col. Loma Linda, cel (662) 123-6715, e-mail: eliasduartesosa@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: