¿Está embarazada? Aliméntese bien
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Es necesaria una dieta balanceada que permita mantener el peso adecuado de la madre y el sano desarrollo del bebé
Una mujer embarazada no debe “comer por dos”, sino nutrirse de forma adecuada.

El embarazo es un periodo de enormes cambios físicos y psicológicos para la mujer. Sin duda, una de las etapas más bonitas en la vida de toda mujer.
Por lo tanto, es un periodo muy adecuado para revisar los hábitos de vida relacionados con la salud de la futura madre y de su bebé.
Una alimentación racional y equilibrada ayuda para el desarrollo de un embarazo sano, pleno y feliz.
Durante el embarazo, el peso normal de la mujer puede aumentar entre 9 y 12 kg. Este aumento se da por el peso del feto, útero, placenta, líquido amniótico, volumen de la sangre adicional, aumento de volumen de los senos y acumulación de grasa y agua en el organismo materno. Un razonable aumento de peso es garantía no sólo de un embarazo sano, sino de menos complicaciones durante el parto.

Porciones adecuadas
Una dieta balanceada y nutritiva, si bien es primordial a lo largo de la vida de todas las personas, lo es muy especialmente en la mujer embarazada, porque durante la gestación deben satisfacerse los requerimientos nutricionales del bebé en continuo crecimiento, especialmente en el último trimestre del embarazo.
Una de las condiciones fundamentales para mantener una dieta balanceada es comer las porciones requeridas de cada uno de los cinco grupos de alimentos, ya que se necesita variedad para una buena nutrición: Leche y sus derivados, carnes, pescados y huevo; frutas y verduras; cereales y leguminosas, y grasas.

Más requerimientos nutricionales
La creencia de que “la mujer embarazada debe comer por dos”, es sólo un mito. Durante el embarazo la mujer suele recibir información y consejos de muy distintas fuentes que le sugieren lo que debe y no debe hacer, en especial sobre la alimentación adecuada para su estado. No por alimentarse ella y el bebé que lleva en su vientre, deberá comer en forma exagerada.
Desde el final del primer trimestre de gestación hay un aumento de las necesidades nutritivas sobre la ingesta realizada habitualmente, debido al crecimiento del feto, pero no se trata de duplicar el consumo de alimentos, sino de que los alimentos que componen la dieta aporten al organismo los nutrientes esenciales para la buena salud de la madre y el sano crecimiento y desarrollo del bebé.

Imprescindibles en el embarazo
Es importante incluir los 5 grupos alimenticios durante el embarazo, en porciones adecuadas para mantener una dieta equilibrada que favorezca a la madre y al bebé en gestación:
- Lácteos: Este grupo de alimentos suministra una buena proporción de proteínas, calcio, vitaminas A, D y B2. Cada uno de estos nutrientes tiene una función específica durante el embarazo.
- Carnes: Son fuente básica de proteínas y hierro; los requerimientos de las mismas aumentan principalmente en los últimos meses del embarazo.
- Cereales: Los alimentos de este grupo son fuente de vitaminas del grupo B, necesarias para el buen estado de la piel, las mucosas y para el sistema nervioso de la madre y el bebé.
- Frutas: Las frutas crudas son una importante fuente de vitamina C y por su contenido en fibra regulan el ritmo intestinal.
- Verduras: Al igual que las frutas aportan un alto contenido en fibra, lo que favorece el tránsito intestinal.
Es necesario que la mujer embarazada tome de seis a ocho vasos de agua al día, ya que el mayor consumo de líquidos permitirá un mejor funcionamiento de los riñones y la eliminación de sodio, con lo cual se reduce el riesgo de retención de líquidos y se favorece la evacuación.

Todo sobre: -

DATOS DEL COLABORADOR
Lic. Ibis Ocaña Romo, Psicóloga Infantil ibisocanaromo@hotmail.com Consultorio: Bocanegra 92, col. Periodista. Tel. 211-1608, cel. (662) 244-7355
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: