Anemia
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Conozca las manifestaciones de este trastorno sanguíneo y la forma de prevenirlo
La fatiga excesiva ante esfuerzos que antes no la causaban puede hacer sospechar de anemia.

La anemia es una deficiencia de glóbulos rojos en la sangre, los cuales suministran el oxígeno a las células del cuerpo.
La hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno dentro de los glóbulos rojos (eritrocitos) y les da su color rojo.
Las personas con anemia tienen niveles bajos de hemoglobina. Un conteo normal de eritrocitos en sangre deberá estar en el siguiente rango: Hombres: de 4.7 a 6.1 millones de células por microlitro (células/mcL). Mujeres: de 4.2 a 5.4 millones de células/mcL.
Existen varios tipos de anemia, mismas que describo a continuación:
- Anemia por deficiencia de vitamina B12: Es un conteo bajo de glóbulos rojos debido a una falta de esta vitamina.
- Anemia por deficiencia de folato: Disminución en la cantidad de glóbulos rojos por una deficiencia de folato.
- Anemia ferropénica: Es una disminución del número de glóbulos rojos en la sangre provocada por la carencia de hierro.
- Anemia hemolítica: Se trata de una afección donde hay un número insuficiente de glóbulos rojos en la sangre debido a su destrucción prematura. Existen muchos subtipos de esta anemia que tienen características específicas:
· Anemia hemolítica por deficiencia de G-6-PD.- Es un trastorno hereditario donde los glóbulos rojos se descomponen cuando el cuerpo se expone a ciertos fármacos o una infección.
· Anemia aplásica idiopática.- Es una insuficiencia de la médula ósea para producir apropiadamente los diferentes tipos de células sanguíneas por una razón desconocida. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas.
· Anemia hemolítica autoinmunitaria idiopática.- Es una disminución en el número de glóbulos rojos debido a su destrucción por parte del sistema inmunitario (defensas) del cuerpo.
· Anemia megaloblástica.- Es un trastorno sanguíneo donde se presenta anemia con glóbulos rojos que son más grandes de lo normal.
· Anemia perniciosa.- Disminución en los glóbulos rojos que ocurre cuando el cuerpo no puede absorberla vitamina B12 del tubo digestivo. Esta vitamina es necesaria para el desarrollo adecuado de los glóbulos rojos.
· Anemia aplásica secundaria.- Es una insuficiencia de la médula ósea para producir suficientes células sanguíneas y todos los tipos de estas células resultan afectados.
· Anemia drepanocítica.- Es una enfermedad que se transmite de padres a hijos donde los glóbulos rojos presentan una forma semilunar anormal. (Los eritrocitos normalmente tienen una forma de disco.)

Anemia ferropénica

Dado que la anemia ferropénica es la que se presenta con más frecuencia, me abocaré a explicarle sus síntomas y le daré recomendaciones para prevenir este trastorno.
Las fuentes alimenticias del hierro son cereal precocido, chile, hojuelas de maíz, hígado de res, carne seca, semilla de calabaza, garbanzo, soya, hierbabuena, habas, perejil, café, alubias, ostión, queso chihuahua, avena, pan blanco, molleja de pollo, yema de huevo, carne de res.
El porcentaje de absorción del hierro en alimentos de origen animal es mayor que en los de origen vegetal y su disponibilidad depende en gran medida de los demás alimentos, por ejemplo, la ingestión simultánea de vitamina C (ácido ascórbico) puede aumentar la tasa de absorción cuatro veces más.
Los alimentos ricos en vitamina C son: Frutas cítricas, chile, brócoli, espinaca, tomate, papa, vegetales crudos de hojas verdes, fresas, melón, kiwi, col y pimientos verdes.
La vitamina B12 ayuda también a la formación de glóbulos rojos y las fuentes alimenticias son proteínas de origen animal, hígado, riñón, leche, huevo, pescado, queso y carne magra. Esta vitamina del complejo B previene la aparición de anemia perniciosa y anemia por deficiencia de vitamina B12.
El folato (ácido fólico o vitamina B9) ayuda en la síntesis de glóbulos rojos; los alimentos que lo contienen son el hígado, riñón, carne magra, verduras frescas de hoja verde oscura, papas, pan integral, leguminosas como habas secas, granos enteros y levadura.
Por lo general el consumo de hierro en la población supera los requerimientos diarios, pero en el embarazo las exigencias de este mineral se elevan.

Lo malo del hierro

- Las bacterias requieren hierro; por lo tanto, la sobrecarga de éste (en especial por vía intravenosa) provoca mayor riesgo de infecciones.
- No se debe tomar hierro, a menos que un médico diagnostique una deficiencia con un mayor riesgo de muchas enfermedades como diabetes, cáncer, infección, lupus eritematoso sistémico o artritis reumatoide
- Es una de las principales causasde intoxicación en los niños.
- Los suplementos de hierro pueden ser peligrosos para las personas con hemocromatosis, talasemia, hemosiderosis, policitemia y anemia con sobrecarga de hierro. En todas estas patologías existe una acumulación excesiva de hierro.
- Las cantidades adicionales necesarias para contrarrestar una deficiencia de hierro pueden causar estreñimiento.
- La sobrecarga de hierro puede provocar lesiones en hígado, páncreas, corazón, articulaciones y glándulas endócrinas; reacciones alérgicas, visión borrosa, diarrea, taquicardia.
Por todo ello, es muy importante consultar a un especialista antes de tomar algún suplemento alimenticio para evitar toxicidad.
Por todo ello, lo mejor para prevenir una anemia ferropénica es consumir alimentos variados como carnes, frutos secos, vísceras, jugos de frutas cítricas, verduras verdes de color intenso y leguminosas.
La vitamina A también mejora la absorción y la utilización del hierro. Las fuentes de esta vitamina son el hígado, aceite de hígado, leche y lácteos fortificados, yema de huevo, zanahorias, vegetales verdes oscuro, papa, nueces, melón, margarina, durazno, mantequilla, naranja.
Bebidas como el café y refrescos de cola, el cigarro y medicamentos como la ranitidina y el omeprazol, impiden la absorción de hierro. El consumo excesivo de fibra puede entorpecer la absorción del hierro.
El consumo de hierro en la población es bastante superior a los requerimientos diarios, aunque durante el embarazo, las exigencias de este mineral se elevan.
Es muy importante la supervisión de un especialista en el área de salud para que monitoree los niveles sanguíneos de hemoglobina y valore la indicación del suplemento, ya que una sobredosis de hierro puede ocasionar toxicidad en el organismo.

Todo sobre: anemia - sangre - hemoglobina -

DATOS DEL COLABORADOR
Lic. Tomás Roberto Ibarra Galaviz. Maestría en Nutrición Clínica. Jefe de Oficina Dietoterapéutica y Enseñanza en Hospital de Ginecopediatría del IMSS, UNEME (Secretaría de Salud). Académico de asignatura UVM campus Hermosillo. Práctica privada. Fraccionamiento; Las Lomas, sección Real del Parque, Cerrada Antonio Caso, No 43-A Tel. 250-9773, cel. (662) 193-9330, e-mail: tomasroberto@yahoo.com.mx
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: