Las 13 claves para ver TV
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Los padres de familia son responsables de los programas que ven sus hijos, por lo que deben establecer reglas para usar este medio de entretenimiento
En muchos hogares la televisión puede llegar a sustituir la comunicación familiar.

Cuando sus hijos salen de vacaciones, en casa los espera un “amigo entrañable”, que no les exige ni requiere respeto, ni apoyo, que no genera competitividad, que está ahí para verse a placer: Es la televisión.
Ver televisión supera otras actividades como escuchar música, leer o jugar con los hermanos o amigos, ubicándose como la primera acción que el niño realiza en casa.
Según estudios, el tiempo total que los niños ven televisión, sólo un 25% corresponde a programas infantiles. Dos de cada tres padres reconocen que no controlan lo que ven sus hijos.
Sólo el 30% de los padres ve siempre o casi siempre la televisión con sus hijos y el 31.3% de los niños entre 4 y 12 años tienen televisor en su cuarto.
Aunque la imitación no es el único mecanismo de aprendizaje que tienen los niños, es el primero y sienta las bases de aprendizaje futuro.
Los niños imitan permanentemente a la gente que los rodea y no son selectivos al hacerlo, por lo tanto es lógico que quieran hacer lo que hacen las personas en la televisión o en el cine.
Los niños que ven mucho televisión están en mayor riesgo de que sacar malas calificaciones en la escuela, leen menos libros, se convierten en niños pasivos, hacen menos ejercicio físico, y pueden tener problemas de sobrepeso.
Pero no todo en la televisión es malo, aquí le presento una guía para ver de una manera consciente este medio de comunicación.
1. Los padres deben tomar conciencia de que hay contenidos de televisión que pueden ser inadecuados para los niños y asumir la responsabilidad de elegir los más idóneos para cada edad.
2. Es importante ver la televisión con los hijos y aprovechar el potencial que tienen para crear una comunicación familiar en torno a los programas y sus contenidos.
3. Es conveniente explicar al niño la diferencia entre realidad y ficción, vincular los actos a las consecuencias, y contrarrestar todo aquello que atente contra valores elementales.
4. Los padres deben controlar el tiempo que los niños ven la televisión, y ser un referente para ellos.
5. A veces es más perjudicial que los niños presencien los programas que ven los padres.
6. Es necesario que padres y profesores conozcan la programación y mantengan una actitud crítica sobre programas que promueven estereotipos y modelos sociales inadecuados para los más jóvenes.
7. La televisión no es madre ni niñera; se debe evitar la tentación de acudir a ella como única forma de entretenimiento o diversión.
8. Antes de encender la televisión, es importante saber lo que se va a ver y no en- cenderla “para ver lo que hay”, y saber cuándo apagarla.
9. Intentemos que la televisión no sea el centro del hogar; no debe ser la única que hable, sino un lugar de encuentro y comunicación del entorno familiar.
10. Cuando los niños ven la televisión en su cuarto, disminuye la capacidad de los padres para supervisar los contenidos.
11. Los niños deben aprender a ver la publicidad. Son los padres y los educadores quienes deben enseñar a los más jóvenes la realidad del mundo comercial.
12. La televisión no debe utilizarse nunca como premio o castigo. Al hacerlo, la erigimos como árbitro de la vida familiar y transmitimos al niño una idea equivocada sobre su verdadera entidad.
13. Los niños deben dormir. La televisión no debe interferir en los horarios de sueño de nuestros hijos, horas en las que, además, se concentran los contenidos menos indicados para ellos.

Todo sobre: televisión - comunicación - -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Ricardo Garnica Gasca. Psiquiatra con especialidad en niños y adolescentes. Puebla 15 esq. Ignacia E. de Amante, col. Centro. Tel. 2135557, cela. (662)115-0306, e-mail: gernica70@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: