Que las cuatro décadas no sean un trastorno
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Los bochornos o sofocos, cambios en el estado de ánimo, trastornos del sueño, molestias urogenitales, entre otros síntomas, son propias de la disminución de actividad ovárica
La menopausia no es una enfermedad, es sólo una etapa de la mujer a la que forzosamente tendrán que llegar todas.

Hay miles de razones por las que la prevención es el mejor modelo de tratamiento, tanto por razones de bienestar para nosotros mismos, como por razones económicas.
En el caso del climaterio y menopausia que no es una enfermedad es sólo una etapa de la mujer a la que forzosamente tendrán que llegar todas y, junto con ella, la sintomatología propia de esta edad, así como las enfermedades que se pueden presentar. Pero todo es previsible con un diagnóstico oportuno, la instalación de los tratamientos adecuados y la terapia hormonal sustitutiva.
La sintomatología propia de esta edad de la vida de la mujer como son los bochornos o sofocos, cambios en el estado de animo, trastornos del sueño, molestias urogenitales -como resequedad vaginal, sintomatología urinaria- y las manifestaciones físicas así como las enfermedades cardiovasculares y la temida osteoporosis se deben a una disminución de la actividad del ovario y, por lo tanto, a la disminución de la producción de estrógenos, que es la hormona femenina producida por los ovarios, por eso es que si detectamos antes que la sintomatología se presente o los cambios físicos aparezcan podemos instalar los tratamientos adecuados.

Nunca debe olvidar que…

Todas la enfermedades o situaciones de la mujer en esta etapa de la vida son previsibles, incluso, se pueden encontrar estadísticas donde las enfermedades cardiovasculares ocupan la principal causa de muerte en la mujer en México desde 1980 y, en todos los casos, existen factores de riesgo como la diabetes, hipertensión arterial y el colesterol alto; aunado a esto esta también la postmenopausia, el sobrepeso, tabaquismo y vida sedentaria.
En el caso de la osteoporosis, que se ha llamado le epidemia silenciosa, se reporta que al año se llegan a registrar entre 25 mil y 30 mil fracturas de fémur o cadera, que representan un gasto anual aproximado de 830 millones de pesos; 16% de las mujeres mayores de 50 años padece la enfermedad, es decir, 1.3 millones, un estudio reciente del Imss, Issste, SSA y centros privados demuestra que después de los 50 años de edad, se presenta en ocho mujeres.
Un dato importante es que 70% de quienes padecen osteoporosis no están diagnosticadas, de ahí la importancia de hacer conciencia entre la gente para que se realicen estudios de diagnostico temprano. (datos proporcionados por el presidente y fundador del Comité Mexicano para la Prevención de la Osteoporosis, Juan Alfredo Tamayo y Orozco).
El cáncer mamario y el de cuello de la matriz siguen siendo los principales en la mujer y hasta la fecha son la principal causa de muerte; curiosamente, los dos son de fácil acceso y de diagnóstico temprano pero también está presente la posibilidad de cáncer de endometrio (parte interna de la matriz) y de ovario.

Manos a la obra

Las acciones preventivas se deben enfocar básicamente en el aspecto físico-médico, alimentación y nutrición adecuada y, por supuesto, en el área emocional. Lo que se menciona a continuación es lo básico para una revisión integral, en los casos de situaciones específicas se realizan otro tipo de estudios.

1.- Consulta médica con especialista en Ginecología En la actualidad, la medicina cada vez tiende a ser más en grupo y de manera integral, de ahí la existencia de los centros especializados en climaterio y menopausia.
2.- Exámenes de laboratorio como medio de detección de estado de anemia, colesterol, índice de riesgo coronario, examen general de orina; en el caso de antecedentes y la presencia de tumoraciones en ovario, se desarrollan marcadores.
3.- Realización de ultrasonido pélvico para conocer las condiciones de matriz y ovarios; en el caso de sangrados menstruales importantes, ver la presencia de miomas, quistes de ovario etc.
4.- El Papanicolau para detección oportuna de cáncer de cerviz o cuello de la matriz, con la certeza que sea tomado del sitio adecuado o se realice una colposcopia.
5.- Densitometría ósea para la detección de osteoporosis, haciendo el diagnóstico de masa ósea baja antes de ocurra la fractura. Existen dos métodos, uno es por rayos X ( DEXA ) y el otro es por ultrasonido cuantitativo con diagnóstico asistido por computadora. Éste ha adquirido mayor interés en los últimos años debido a su bajo costo, portabilidad, fácil utilización y ausencia de radiación.
6.- La mamografía, junto con la autoexploración física de la paciente así como del médico da mucha información para el diagnostico temprano de cáncer de mama. Debe realizarse una primera entre los 35 y los 40 años de edad y después en forma anual, de acuerdo a lo antecedentes. Hay artículos recientes que sugieren que en aquellos casos de antecedentes de línea directa deberá de tomarse siete años antes en los que apareció el cáncer, en la madre.

Hábitos y calidad de vida

Se define como los hábitos de vida a las formas, maneras o actitudes en que han transcurridos los años de nuestra existencia.
En cambio, por calidad de vida se entiende el conjunto de propiedades que permiten apreciar en el caso de la salud igual, mejor o peor que el resto de la población.
De ahí que el objetivo fundamental será cambiar los hábitos de la mujer para mejorar su calidad de vida y esto se logra con la información y la conciencia y deseo de hacerlo; se debe dejar de fumar, hacer más ejercicio, nutrición, y evitar el consumo de alcohol, entre otros. Aunado a sus revisiones anuales y la instalación de tratamientos integral esto da mejores resultados.
El dar tratamientos correctivos una vez que tenemos ya los síntomas establecidos es algo que también en la actualidad se puede corregir.
Tomando en cuenta que la expectativa de vida que se tiene hoy de alrededor de los 75-80 años, la mujer vive muchos años dentro de esta etapa y no hay por qué padecerla si hay muchas herramientas de diagnóstico y tratamiento.

Todo sobre: menopausia - climaterio -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Daniel Rivera Paredes. Especialista en Ginecología. Centro de Salud Integral de la Mujer. Climaterio y Menopausia. Tel. (662) 213-1779, cel. (662) 256-14-59. e-mail: dr.riveraparedes@gmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
Gracias por la información. Muy objetiva
Fecha comentario: 2014-11-09 21:39:14
Comentario: