El “blanco” de las IRAS
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Las infecciones respiratorias agudas algunas veces son mortales, pero siempre serán prevenibles
Una fiebre que dura más de tres días, será motivo de alarma cuando el paciente tiene alguna infección respiratoria.

Las infecciones respiratorias agudas (IRAS) son enfermedades del tracto respiratorio, con evolución menor a 15 días, generalmente de etiología infecciosa.
Pueden producir un espectro que va desde infecciones asintomáticas o leves, hasta enfermedades graves y fatales, dependiendo del agente causante, factores ambientales y del estado de salud de la persona.
En menores de 5 años, el 95% de los casos de IRAS son de origen viral; a las complicaciones como otitis media y neumonía se agrega la etiología bacteriana.

Importancia de prevenirla

Las IRAS constituyen un importante problema de salud pública; este grupo de enfermedades se ubica entre los primeros 10 motivos de consulta, sobre todo en los países en desarrollo.
En 2008, se reportaron en nuestro país 23.3 millones de casos de IRAS y 128 mil 839 casos de neumonías y bronconeumonía. En Sonora, en el mismo año se reportaron 649 mil 181 casos de IRAS y 8 mil 387 casos de neumonías.
En general, aproximadamente uno de cada dos niños de un año o menos las presenta, y su frecuencia desciende conforme aumenta la edad. Sin embargo, aún a los nueve años, una tercera parte de los niños es afectada por estas enfermedades.
Muchas de las complicaciones y muertes por IRAS pueden prevenirse si los casos son atendidos oportunamente.
De ahí la relevancia de que las madres o responsables del cuidado de los niños proporcionen una atención adecuada en el hogar e identifiquen apropiadamente la presencia de signos de alarma. Otro de los grupos de edad mayormente afectados es el de los adultos mayores.
En 2007 se presentaron en el país 14 mil 675 defunciones por infecciones respiratorias agudas bajas (neumonías), 53.2% en hombres y 46.8% en mujeres. En menores de 1 año, se presentaron mil 969 defunciones por esta causa, que representa el 13.4% del total.
En niños de 1 a 4 años, se presentaron 471 casos, que equivale al 3.2%. En cambio en los adultos mayores de 65 años de edad, se presentó el 62.1% de los casos.

Factores predisponentes

Los factores predisponentes más importantes se relacionan con exposición ambiental y condiciones individuales y sociales:
Factores ambientales:
- Contaminación ambiental dentro o fuera del hogar.
- Tabaquismo pasivo.
- Deficiente ventilación de la vivienda.
- Cambios bruscos de temperatura.
- Asistencia a lugares de concentración como teatros, cines, estancias infantiles, etc.
- Contacto con personas enfermas de IRAS
Factores individuales:
- Edad: La frecuencia y gravedad son mayores en niños menores de un año, y especialmente en los menores de dos meses de edad.
- Bajo peso al nacer.
- Ausencia de lactancia materna.
- Desnutrición.
- Infecciones previas.
- Esquema incompleto de vacunación.
- Carencia de vitamina A.
Factores sociales:
- Hacinamiento.
- Piso de tierra en la vivienda.
- Madre con baja escolaridad.
- Falta de pavimentación en las calles.

Diagnóstico

Por la elevada frecuencia de las IRAS y el número de episodios mal diagnosticados y tratados, es necesario unificar los criterios que faciliten su manejo.
Es por ello que las IRAS se clasifican de la siguiente manera:
- IRA sin neumonía: Tos, rinorrea, exudado purulento en faringe, fiebre, dolor de oído, secreción en oído, disfonía y dolor de garganta.
- IRA con neumonía leve: Se agrega taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria); menores de 2 meses más de 60/min, de 2 a 11 meses más de 50/min y de 1 a 4 años más de 40/min.
- IRA con neumonía grave: Se agrega: Aumento de la dificultad respiratoria, tiraje (hundimiento entre las costillas y en el esternón), coloración azulada o amoratada alrededor de la boca o las uñas, y en los menores de 2 meses, hipotermia.
Los rayos X apoyan al diagnóstico, siempre y cuanto se cuente con este recurso. Los errores más frecuentes en el diagnóstico de las IRAS están relacionados con inadvertencia de signos tempranos de neumonía o complicaciones que ameriten la referencia a otro nivel de atención; solicitud excesiva o inadecuada de exámenes de laboratorio o clasificación equivocada del tipo de IRA.

Aleje a las IRAS

Al realizar estas acciones, usted logrará prevenir las IRAS en todos los miembros de su familia.
- Promover la lactancia materna durante los primeros 4-6 meses y complementaria, después de esta edad.
- Vigilar y corregir el estado nutricional.
- Cumplir con el esquema nacional de vacunación de acuerdo con la edad.
- No fumar cerca de los niños.
- No quemar leña o usar braseros en habitaciones cerradas.
- Evitar cambios bruscos de temperatura.
- En época de frío, mantenerse abrigados.
- Comer frutas y verduras que contengan vitaminas A y C.
- Tomar líquidos en abundancia.
- Evitar el hacinamiento.
- Ventilar las habitaciones.
- Fomentar la atención médica del niño sano.
- Las acciones básicas están enfocadas a la prevención de las infecciones respiratorias agudas más frecuentes y con mayor letalidad en la población infantil, así como la introducción de vacunas contra el neumococo, la influenza y anti Haemophilus influenzae tipo B.

Todo sobre: IRAS - neumonía - -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Francisco Javier Muro Dávila. Médico Cirujano. Maestro en Salud Pública. Presidente del Colegio Médico de Hermosillo y Vicepresidente de la Federación Médica de Sonora. Editor en Jefe de la Revista Buena Salud. e-mail: fj_muro@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: