Aléjese del cáncer laríngeo
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Evitar el consumo de alcohol y fumar es un buen comienzo para prevenir esta enfermedad
La mayoría de las personas con cáncer laríngeo tienen historial de fumar u otra exposición al tabaco.

Un factor de riesgo es todo aquello da la probabilidad de desarrollar una enfermedad, como por ejemplo el cáncer. Diferentes tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo. Por ejemplo, el tabaquismo es un factor de riesgo para múltiples cánceres, incluso el de laringe. Por otro lado, la exposición a los rayos solares fuertes es un factor de riesgo para el cáncer de piel.
Pero los factores de riesgo no lo son todo. Presentar uno o varios factores de riesgo no significa que dicha persona tendrá la enfermedad. Incluso existen personas que desarrollan el cáncer sin presentar algún factor de riesgo.
A menudo, el cáncer de laringe es agrupado junto a otros tipos de cáncer de la boca y la garganta en un grupo conocido como cánceres de cabeza y cuello. Estos cánceres tienen muchos de los mismos factores de riesgo.
El tabaquismo es el factor de riesgo más importante para el cáncer de cabeza y cuello. La probabilidad de desarrollar cáncer en estas áreas es mucho mayor en los fumadores que en las personas que no fuman. Rara vez se presentan en personas que nunca han fumado. La mayoría de las personas con estos cánceres presentan un historial de fumar o de otra exposición al tabaco. Cuanto más se fume, mayor riesgo.
Los cigarros y pipas aumentan la posibilidad de padecer estos cánceres. Incluso, masticar tabaco aumenta el riesgo de cáncer de boca. Además, el consumo de alcohol también aumenta el riesgo de estos cánceres.
Las personas que beben mucho tienen un riesgo de cáncer varias veces mayor que los que no beben alcohol. Las personas que fuman y beben alcohol tienen el mayor de todos los riesgos. La combinación de estos dos hábitos no sólo suma a ambos riesgos, sino que en realidad los multiplica.

Condicionantes

En algunos informes se ha reportado que las personas que fuman y beben alcohol tienen hasta 100 veces más probabilidades de padecer cáncer de cabeza y cuello que las que no tienen ninguno de estos hábitos.
A menudo, una mala nutrición y deficiencias vitamínicas ocurren en personas que abusan del alcohol, y esto puede ser en parte responsable del papel que desempeña el alcohol en el riesgo aumentado para estos cánceres. El no comer suficientes alimentos con vitaminas B, A y retinoides podría desempeñar una función en el surgimiento del cáncer.
Los virus del papiloma humano son un grupo de más de 100 virus relacionados entre sí. Se les llama virus del papiloma debido a que algunos de ellos causan un tipo de crecimiento llamado papiloma conocido comúnmente como verruga.
Algunos tipos de virus del papiloma humano pueden causar cáncer de cuello uterino, vagina, ano, vulva o pene, también parece ser un factor en algunos casos de cáncer de cabeza y cuello.
Cuando el ácido del estómago alcanza el esófago, se presenta la enfermedad llamada reflujo gastroesofágico.
Esta enfermedad puede causar acidez (agruras) y aumentar la probabilidad de cáncer de esófago; actualmente se estudia si aumenta o no el riesgo de cáncer de laringe.

Población en riesgo

El cáncer de laringe es de cuatro a cinco veces más común en los hombres que en las mujeres. Esto se debe a que los dos factores de riesgo principales, el hábito de fumar y el abuso del alcohol, son más frecuentes en los hombres.
Sin embargo, en años recientes estos hábitos son más comunes entre las mujeres, por lo que el riesgo de estos cánceres también aumentó en las mujeres. Más de la mitad de los pacientes con estos tipos de cáncer tiene 65 años de edad o más cuando se les detecta la enfermedad por primera vez; es raro en los jóvenes. El cáncer de laringe es más común entre las personas de raza blanca y raza negra que entre los asiáticos y los hispanos/latinos.

Nada como prevenir

Como en toda enfermedad, la prevención siempre será la mejor medida a tomar para evitar padecer cáncer de laringe:
- La forma más eficaz es evitar los factores de riesgo conocidos, como el hábito de fumar y el consumo de alcohol. El consumo de tabaco es la causa más importante de cáncer en estas áreas. Evitar la exposición al tabaco (al no fumar y evitar el humo de segunda mano) reduce el riesgo de estos cánceres. El abuso de alcohol multiplica el efecto carcinogénico del humo del tabaco, por lo que es especialmente importante evitar la combinación de beber y fumar.
- La ventilación suficiente del lugar de trabajo y el uso de filtros industriales cuando se trabaja con sustancias químicas que producen cáncer, constituyen medidas preventivas importantes.
- La mala nutrición y las deficiencias vitamínicas se han asociado con el cáncer laríngeo.
Adoptar una alimentación balanceada y saludable puede ayudarle a evitar estos cánceres (y muchos otros).
No se ha demostrado que las vitaminas (administradas) reduzcan el riesgo general de estos cánceres, y éstas no sustituyen una buena alimentación.
La American Cancer Society recomienda una variedad de alimentos saludables, enfatizando en aquéllos de origen vegetal. Coma al menos cinco porciones de frutas, verduras y vegetales al día, así como porciones de alimentos integrales de origen vegetal y menos carnes rojas y procesadas (salchichas, fiambres o embutidos)

Todo sobre: tabaquismo - cáncer - laringe -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Juan Antonio Lugo Machado. Médico Cirujano Otorrinolaringólogo Pediatra. Clínica Hospital San José de Navojoa. Tel. (642) 428-6960. e-mail: lugomd@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: