Deformidad del pie equino varo o zambo
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
No todas las actualidades son novedosas, sino que también tenemos las novedades que son muy viejitas pero que lo nuevo es que han venido a sustituir tratamientos más modernos con los mismos porcentajes de efectividad en sus resultados finales
El Dr. Ponseti acaba de fallecer en octubre del año 2009, pero su equipo médico continúa con la actividad de promover y difundir este método recibiendo médicos en sus instalaciones.

Estamos en el inicio de la segunda década del siglo XXI, y en la ortopedia pediátrica, al igual que en otras ramas de la ciencia médica, también se han reportado novedosas técnicas quirúrgicas para mejorar el pronóstico en los padecimientos que aquejan el sistema músculo esquelético de nuestros niños.
Así es como vemos que se inicia el cultivo de tejidos como los condrocitos para rellenar un área afectada por una osteocondritis disecante, también vemos cómo se muestran técnicas para remodelar las lesiones causadas por una necrosis ósea, principalmente a nivel de la cadera producidas por un deslizamiento epifisiario y que hace apenas unos diez años todavía se nos hacía como algo irreal para pensarlo sólo en nuestros momentos de concentración y mientras divagamos sobre inventar algún tratamiento que pudiera mejorar el pronóstico sombrío de alguno de nuestros pacientes.
Por otro lado, el avance en la tecnología nos lleva de la mano a realizar cirugías de mínima invasión, ya sea en articulaciones como la cadera para corregir una cadera luxada mediante el uso de la artroscopia, como también de mínimo abordaje como es el caso de la corrección del hallux valgus, conocidos comúnmente como juanetes.
Pero quizá uno de los padecimientos que se ha visto modificado en la actualidad es el conocido como pie equino varo, pie zambo o pie Bot, el cual en este momento tiene mejor pronóstico y resultados que hace 20 años.
Este padecimiento conocido en el idioma inglés como club foot consiste en la deformidad en equino varo y aducto de uno o ambos pies, de origen congénito presente al momento del nacimiento.

¿Cómo se trataba? ¿Cómo se hace ahora?

Por muchos años, el tratamiento consistía en la colocación de yesos botas seriados en número indeterminados con cambios cada 7,10 ó 15 días, esperando la mejor corrección y que se cumpliera una cierta edad por lo común de cinco a siete meses para entonces realizar una cirugía correctiva de todos los componentes de la deformidad, lo cual podía incluir hasta 13 procedimientos individuales en cada pie.
Al mismo tiempo, mediante una o dos heridas que prácticamente dejaban al descubierto todas las estructuras del pie y con ello posteriormente en el proceso cicatrizal teníamos pies muy rígidos e incluso con deformidades residuales contrarias en ocasiones a la propia deformidad inicial.
Acudíamos a los congresos a ver qué cirugía había nueva o de moda para estos pies y al ponerla en práctica nos dábamos cuenta que los resultados no eran iguales a los que se presentaban porque además siempre existirá la situación de la curva de aprendizaje lo que nos lleva a que habría que realizarlos en repetidas ocasiones par a ir aprendiendo.
Es así como a principios de la década pasada se hace la publicación de los casos tratados en USA por el equipo del Dr. Ignacio V. Ponseti, medico de origen español refugiado en México en los años 40, y que al no encontrar apoyo en nuestro país decide emigrar al vecino país del norte donde inicia actividades en la Universidad de Iowa y además de atender ortopedia pediátrica en general se enfoca al pie equino varo y razona el revertir los trastornos que se presentaban mediante la aplicación correcta de yesos seriados posterior a una manipulación con bases mecánicas para reducir las alteraciones y después de la colocación del quinto yeso realiza una tenotomía del tendón de Aquiles en forma percutánea, con anestesia local y la colocación del sexto yeso, el cual se retiraba tres semanas después y se continuaba con una férula rígida de uso por tiempo completo mientras no se parara el niño y luego de uso nocturno hasta la edad de tres años, aproximadamente, para después prácticamente dejar libre los pies.
Al principio, se consideró como un retroceso en la ortopedia porque se buscaba con cirugía la corrección total; pero, al comparar los resultados excelentes, nos dimos cuenta que el porcentaje era prácticamente igual arriba del 88 al 92% entre el operado y el tratado sólo con método yesos Ponseti.

Todo un éxito

Así es como se le inicia la promoción a este método y se extiende primero en América y luego en África y Asia, con resultados similares a los publicados por el Dr. Ponseti.
En Europa, ha sido más lenta la adopción de este método, ya que ellos están más influenciados con la escuela francesa y su método, el cual consiste en movilizaciones activas frecuentes hospitalarios por los primeros seis meses de edad de los niños y la contratación de personal fisiátrico las 24 horas del día y apoyo con maquinas costosas de movilización continua, situación difícil tanto en nuestro medio latino como en África, India China, Corea etcétera.
El Dr. Ponseti acaba de fallecer en octubre del año 2009, pero su equipo médico continúa con la actividad de promover y difundir este método recibiendo médicos en sus instalaciones y realizando cursos avalados por personal capacitado y que vamos promoviendo primeramente en nuestro país, luego en nuestro estado y, por último, en nuestra ciudad.
Desgraciadamente, muchos ortopedistas siguen considerando que el método consiste sólo en colocar yesos en número de 6 y realizar la tenotomía del tendón de Aquiles, pero a veces lo hacen al inicio, otros en el yeso 3 ó 4 y otros colocan hasta 12 ó 15 yesos y luego la férula etcétera, lo que definitivamente no terminará dando los resultados satisfactorios en más del 90% de los casos, como se obtienen al llevar la metodología correcta.
Como vemos, hay que conocer los procedimientos novedosos relacionados con nuestra especialidad para que los podamos poner en práctica con nuestros pacientes.
Pero también hay que estar conscientes de que actualmente no nos podemos poner bajo aquella premisa de que “echando a perder se aprende” porque ya se cuenta con modelos a escala perfecta y programas computacionales en donde se puede practicar y echar a perder sin consecuencias para nuestros pacientes.
No todas las actualidades son novedosas, sino que también tenemos las novedades que son muy viejitas pero que lo nuevo es que han venido a sustituir tratamientos más modernos con los mismos porcentajes de efectividad en sus resultados finales.

Todo sobre: ortopedia - esteocondritis -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Walterio Palma Villegas. Ortopedia y Traumatología Pediátrica. Ex Presidente de la Sociedad Mexicana de Ortopedia Pediátrica (SMOP). Tel.(662) 217-1626. e-mail: ortopediatra@hotmail.com Enlaces: www.ponseti.info/v1/ y www.global-help.org/ publications/books/help_cfponsetispanish.pdf
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
La Unidad Especializada en Ortopedia y Traumatología S.A.S- I.P.S www.unidadortopedia.com; es una clínica supraespecializada que ofrece atención integral en las enfermedades del sistema osteoarticular y musculotendinoso. Estamos ubicados en la Calle 14
Fecha comentario: 2011-01-03 10:18:46
Comentario: