Cuando la leucemia llega al hogar…
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Es recomendable que los padres puedan dar “un espacio” en la medida de sus posibilidades a los otros hijos y de esta manera establecer una comunicación con ellos.

Un diagnóstico de leucemia trae un sentimiento de temor. Cuando el paciente es un niño, las emociones para la familia son especialmente devastadoras.
Pero en este nuevo milenio, los padres de un niño con una enfermedad maligna pueden tener mejores esperanzas para el futuro de su hijo.
La leucemia es considerada hoy en día como potencialmente curable.
Hace solamente 30 años, no había una terapéutica eficaz para nuestros pacientes. Ahora, gracias a los avances en el tratamiento con quimioterapia, en ciertos casos con radioterapia, manejos asociados como antibióticos de amplio espectro, transfusiones sangre y sus derivados, factores estimulantes de colonias en la médula ósea, apoyo nutricional, entre otros, su pronóstico es más prometedor.

La familia

Con protocolos de tratamiento oncológico, existe hasta un 80% de los pacientes pediátricos con leucemia linfoblástica aguda de bajo riesgo; la forma más común de leucemia infantil tienen sobrevida por arriba de 5 años, lo que en oncología indica curación.
Cuando los padres reciben el diagnóstico de su niño con una enfermedad que amenaza su vida, se sienten inconsolables.
Les ha llegado la enfermedad sin previo aviso, y por ninguna razón es comprensible. Aún así la capacidad para enfrentarlo como padres es esencial, ya que un niño enfermo puede tener más años de vida. El pacientito que tiene una enfermedad seria, de todos modos sigue teniendo logros, y desarrollándose.
Por esta razón, requiere un medio ambiente que sea emocionalmente lo mas estable posible.
También de gran importancia es el mantenimiento de una relación sana con los otros miembros de la familia. Esto no siempre es fácil, por la tensión que condiciona la enfermedad del niño.
Igualmente, tienen necesidades los hermanos(as), en ocasiones no tomados en cuenta por los problemas del paciente y el desconsuelo de los padres, situación muy difícil de poder equilibrar, sobre todo al inicio de la enfermedad, en la que el niño y su condición demandan prácticamente tiempo completo.

Tratamiento más agresivo

Para los niños de “alto riesgo”, además de utilizar un tratamiento que ya muestran eficacia, se están realizando diversas investigaciones para ofrecer un manejo más agresivo y efectivo, utilizando nuevas combinaciones de medicamentos, con resultados alentadores.
El énfasis actualmente está, en:
1.- Enseñarle al niño y a la familia como vivir con el diagnóstico y el tratamiento de la Leucemia.
2.- Tener siempre una actitud positiva ante la enfermedad, situación que en ocasiones es difícil, pero que en la gran mayoría de los casos se puede lograr.
Cualquier duda o comentario consulte a su médico.

Factores que influyen

Los avances de leucemia infantil son claros y estos son influidos por los siguientes factores:
1.- La detección temprana por parte del equipo médico (familia, pediatra y oncólogo pediatra).
2.- El descubrimiento de medicamentos eficaces (quimioterapia).
3.- Entender cómo utilizar dicho tratamiento para su mejor beneficio y con los menores efectos colaterales posibles.
4.- El tratamiento de los sitios “santuarios” (sistema nervioso central, testículos, entre otros), antes de que se puedan desarrollar en áreas completamente saturadas por la enfermedad.
5.- Las investigaciones que nos han llevado a nuevos tipos de tratamiento como el trasplante de médula ósea.

Todo sobre: leucemia - quimioterapia - -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. José Benjamín Arroyo Acosta. Oncología-Hematología Pediátrica. Especialista en Leucemias y tumores en niños y adolescentes. Torre Médica CIMA. Tercer Piso. Módulo Pediatri-k. e-mail: drbenjamin_arroyo@yahoo.com.mx. Tel (662) 259 9317 al 20. Celular (662) 276 0059.
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: