¿Inmune al asma?
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Si bien no puede evitarse, si se puede aminorar
El asma puede ser hereditaria y hay que buscar antecedentes en la familia.

El asma es una respuesta de los bronquios a estímulos diversos que se caracteriza por obstrucción generalizada, repentina y reversible de las vías respiratorias.
La enfermedad es multifactorial, pero son tres los factores patológicos que favorecen la obstrucción de las vías aéreas: inflamación de la mucosa bronquial, espasmo muscular y producción de moco espeso y viscoso.
Su expresión clínica más típica está caracterizada por episodios agudos de disnea (dificultad para respirar), que se presenta en enfermos, particularmente predispuestos.
La inflamación y la subsecuente obstrucción de las vías respiratorias es producto de una respuesta bronquial excesiva a diferentes estímulos y se manifiesta clínicamente por paroxismos de disnea, sibilancias y tos.

Antecedentes familiares

Se estima que en el caso del asma bronquial hay una prevalencia promedio de 4 a 10 por ciento en la mayor parte de las poblaciones.
En un 50 por ciento de los casos, la presentación ocurre antes de los diez años de edad y, cuando ésta inicia en la infancia, en el 80 al 85 por ciento de los casos se puede demostrar su origen alérgico.
Debido a lo anterior, y a que las alergias en general tienen un carácter hereditario, es frecuente encontrar antecedentes de asma en las familias, ya sea en los mismos padres o en las familias de ellos.

Diferentes tipos

Esta enfermedad se clasifica en:
1.- Asma extrínseca (alérgica o atípica): Se relaciona con una historia personal y/o familiar de procesos alérgicos, eosinofilia, niveles altos en sangre de inmunoglobulina E (IgE), y pruebas de reacción cutánea positivas. Hasta el 70 por ciento de los casos se inician en edades tempranas.
2.- Asma intrínseca (no alérgica): No tiene antecedentes de alergia, la eosinofilia es rara y los niveles séricos de IgE son normales, las pruebas cutáneas son negativas.

Entonces se puede hablar de que existe una tendencia de tipo genético que favorece la enfermedad.
En este caso, la inmunidad juega un papel de gran trascendencia ya que en muchos individuos su tendencia puede ser de dos tipos: hiperreactividad, en donde las funciones se encuentran exageradas, y la hiporreactividad, en donde el sistema inmunológico se encuentra deprimido; en el caso del paciente asmático, éste presenta un sistema inmunológico con híperreactividad.
La relación hombre-mujer es: de dos hombres por una mujer, pero esta relación se equilibra después de los 30 años.

Casos mixtos

El mecanismo que produce la enfermedad es multifactorial, el estímulo es intenso y complejo con interacción de diferentes células y sus productos de liberación, entre los que tenemos a los siguientes mediadores: histamina, leucotrienos (C4, D3 y E4), prostaglandinas y citocinas ) y como resultado daño al epitelio bronquial.
Se ha identificado una gran cantidad de agentes productores del asma, tales como: virus, polvos irritantes, polen, ejercicio, fármacos, estrés, alimentos con aditivos o con colorantes artificiales o con conservadores, glutamato de sodio, nitritos, rojo 40, estado de las emociones, etc.
El cuadro se caracteriza por espasmo del árbol respiratorio, inflamación y edema, hipersecreción bronquial que incrementa la resistencia al flujo aéreo y altera de manera específica los índices del flujo espiratorio, produciéndose obstrucción.
Otros hallazgos frecuentes son la hipoxia, hipocapnia y alcalosis respiratoria. Si se presenta hipercapnia, término que se refiere al aumento de la presión arterial de CO2, asociada a una acidosis metabólica, son datos que nos debe alertar sobre la gravedad del caso. Es común la obstrucción de predominio de las pequeñas vías bronquiales.

Manifestaciones clínicas

El inicio es a partir de estornudos, moco claro, con escurrimiento nasal, acompañado de comezón en los ojos y la nariz. A continuación, aparece una tos seca que al paso de las horas se va tornando flemosa.
El ataque agudo se presenta de manera repentina con dificultad respiratoria, sibilancias espiratorias (sonido característico del aire al pasar por vías aéreas congestionadas). El paciente se ve angustiado, taquipnea, sudoración y taquicardia.
Clínicamente, los pacientes presentan tiros intercostales, cianosis (coloración violácea de labios y lecho ungueal), en casos graves, las sibilancias espiratorias o el silencio total revelan bronco espasmo grave.
Las crisis suelen presentarse de una a dos veces por año, sobre todo en las épocas de cambio de clima (otoño-primavera) y temporada de frío. El comienzo es con mayor frecuencia durante la noche, la gravedad y duración es variable.

Auxiliares diagnósticos

En todo enfermo asmático, es conveniente contar con una radiografía de tórax.
Su indicación en ataques agudos y recidivantes, en crisis de asma resistente al tratamiento, crisis con dolor torácico y si el paciente tiene fiebre o gran afección al estado general.
Métodos diagnósticos inmunológicos: la prueba cutánea es el método más sencillo, sensible y especifico para corroborar una historia de alergias como factor desencadenante del asma.
Esta prueba se realiza aplicando en la piel del antebrazo unas gotas de soluciones que contienen diversos alérgenos que se desean estudiar.
Determinación de IgE: Valores de IgE séricos superiores a 100 UI/ml (240mg/L) se consideran anormales.
Finalmente, debemos de reconocer que la mayoría de las funciones de nuestro cuerpo cursan con procesos de autorregulación, y que estos sistemas de autorregulación utilizan información de otros sistemas y, para que esto se realice utilizan mecanismos de retroalimentación para corregirse a sí mismos.
El sistema de defensa contra las enfermedades se realiza en el sistema inmunológico y este es un sistema auto regulado que crea mecanismos de defensa orientados contra las toxinas exógenas (exterior) y las que nosotros mismos producimos (endógenas), la regulación se produce mediante la liberación de mediadores que tienen las funciones ya sea de estimulo o de inhibición.
Por lo anterior, es importante considerar, principalmente, el tipo de alimentos que se La dificultad para respirar es lo que más distingue a esta enfermedad. ingieren por los niños, su exposición a ambientes contaminados por humo de cigarro, o a espacios con alfombras que contienen gran cantidad de sustancias precursoras de estados alérgicos.
Como podemos ver, es muy importante que el diagnóstico y tratamiento del asma sea efectuado por un médico, no proceder con automedicación, menos si se trata de sustancias con contenidos de cortisona, ésta solamente un médico la debe prescribir.

Todo sobre: asma - bronquios -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Marco Antonio López Escalante. Maestro en Medicina Social y terapeuta familiar. Tel. 214-65-28, cel. (662) 200-9992. e-mail: malopez_19@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: