Tengo sobrepeso, ¿será la tiroides?
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Hay quienes relacionan la obesidad con trastornos de esta glándula
La disfunción de la glándula tiroides provoca síntomas específicos que la diferencian de otros padecimientos.

Al abordar el tema de obesidad y sobrepeso, me parece conveniente complementar con un tópico muy en boga que es causa de consulta médica, cuando un paciente se sube a la báscula y percibe que no es el peso correcto (generalmente tiene peso elevado).
Como antecedente, me propongo explicar los efectos de una hormona producida de manera normal por una glándula localizada en la parte anterior de nuestro cuello.
Así como la totalidad de nuestras hormonas, que sirven en determinado momento de nuestra vida, la importancia de las hormonas tiroideas radica fundamentalmente en que son una especie de “aditivo” para nuestras células.
Provocan de esta manera la especialización de las células en desarrollo, como las del feto, y el mantenimiento y equilibrio metabólico de las células del adulto.
Los trastornos de la tiroides resultan principalmente por procesos autoinmunes (enfermedades donde se producen defensas contra nuestro propio cuerpo) que pueden provocar dos cosas: la sobreproducción de hormonas (hipertiroidismo), o causar la destrucción de la glándula tiroides, y por consiguiente la disminución de producción de hormonas (hipotiroidismo).

Síntomas específicos

Cuando se da el caso hipertiroidismo, el paciente tiende a tener síntomas tales como taquicardia, temblor, insomnio, intolerancia al calor y característicamente hiperfagia (comer demasiado) teniendo paradójicamente pérdida de peso.
Otros síntomas pueden ser caída del cabello y alteraciones del estado de ánimo, como depresión o irritabilidad.
Hablemos ahora de los síntomas del hipotiroidismo. Si consideramos los dicho respecto a la función de las hormonas tiroideas, encontramos pacientes que nos refieren frío intenso (se pierde el efecto termogénico o generador de calor), piel reseca, aumento del sueño, lenguaje y pensamiento lento, lengua gruesa y aumento de peso con poco apetito.
Este incremento de peso es debido principalmente a la retención de líquido, lo que médicamente se conoce como mixedema y al contrario de la creencia popular, la ganancia de peso es modesta.
Por otro lado, la obesidad se debe a la acumulación de grasa como depósito de energía, ya que se ingieren más calorías de las que se necesitan para realizar las funciones celulares como actividad muscular, funciones cerebrales y el metabolismo propio del organismo.
Esto es, se da un desbalance por comer de más y si le sumamos la pobre actividad física que realizamos y la vida sedentaria, tenemos como consecuencia la epidemia de obesidad que padecemos.
En conclusión, el incremento de peso se debe en la gran mayoría de casos a la obesidad, más que a problemas tiroideos; más claro aún, el hipotiroidismo produce hinchazón, no obesidad.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Marco Antonio Pineda Fuentes. Médico Cirujano por la UAG. Medicina Interna por la UNAM. Adscrito al servicio de Medicina Interna del Hospital General de Zona No. 16, en Cd. Cuauhtémoc, Chihuahua. Presidente de la Asociación de Medicina Interna del Colegio Médico de Cd. Cuauhtémoc, Chih. e-mail: mapineda1@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: