Disfunción eréctil
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Hoy en día existen muchos tratamientos para resolver este problema que es de la pareja; juntos deben buscar ayuda profesional
Los pacientes con disfunción eréctil deben acudir, junto con sus parejas, a consulta médica para recibir orientación y tratamiento.

La definición de disfunción eréctil, según las recomendaciones del Primer Coloquio Internacional sobre Disfunción Eréctil (2000) es la siguiente:
Es la incapacidad persistente o recurrente para lograr y/o mantener una erección suficiente para un desempeño sexual satisfactorio.
Por lo anterior, se entiende que el paciente que presenta disfunción eréctil no logra la erección satisfactoria ya sea total o parcial, o sólo logra conseguirla en ocasiones, y este trastorno le causa problemas en su desempeño sexual.
De acuerdo con datos de la Revista Urología (Ugarte F, 16:2, 2001), se estima que en México el 55% de los hombres de 40-70 años de edad presenta algún grado de disfunción eréctil: 37% de forma leve, 10% moderada y 8% severa.

Abordarse con seriedad

Es importante que este problema se aborde con la seriedad pertinente ya que se trata de un tema sensible para el paciente y su pareja.
Si las personas que lo atienden o su pareja lo comentan a manera de broma, el paciente con disfunción eréctil puede dejar de buscar ayuda para solucionarlo.
Es fundamental conocer que la disfunción eréctil se ha asociado a enfermedades que pueden tratarse y con ello disminuir el problema en la erección.
Está relacionada con diabetes, hipertensión, enfermedad coronaria, aumento de colesteroltriglicéridos en sangre, crecimiento y cáncer prostático, depresión y problemas neurológicos.
Además, actualmente se conoce que los pacientes con disfunción eréctil pueden tener asociado daño endotelial, lo que se manifiesta en pacientes con aterosclerosis o angina de pecho. Por este motivo, es importante estudiar al paciente y descartar riesgos asociados, para así poder prevenir trastornos subclínicos.

Tratamiento

En el tratamiento de la disfunción eréctil, lo más importante es verificar si existen enfermedades asociadas para monitorearlas y controlarlas.
Además son necesarios una buena alimentación y ejercicio para evitar el sobrepeso, y con ello, enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión.
Pero para atender específicamente la disfunción eréctil, existen tres tipos de tratamiento: Farmacológico (oral o inyectado), la bomba al vacío, tratamiento quirúrgico (prótesis, cirugía de revascularización).

Fármacos orales e inyectados

El tratamiento que revolucionó el manejo de la disfunción eréctil desde 1998 es el basado en medicamentos orales que actúan facilitando la liberación de óxido nítrico dentro de los sinusoides del cuerpo del pene.
Con esto se facilita una erección voluntaria, siempre y cuando exista un estímulo para ésta, ya que de no haberlo, nunca producirá una erección involuntaria.
Los fármacos orales son los más utilizados y efectivos, aunque algunos pacientes pudieran no responder a éstos.
Por otro lado, existen los medicamentos a base de prostaglandinas, que se inyectan como una pequeña “vacuna” en el cuerpo del pene antes del encuentro sexual.
Esta inyección produce una erección posterior, la cual es independiente de la presencia o no de estímulo sexual.
Es un tratamiento muy efectivo, pero con el inconveniente de que el hombre necesita aprender a autoinyectarse el medicamento y perder el miedo a inyectarse.

Bomba de vacío

La bomba al vacío introduce sangre al cuerpo del pene, y al estar éste erecto, se coloca una liga constrictora en la base del pene para evitar se salga la sangre y esto cause que se pierda la erección previa.
Este procedimiento es muy útil, pero tiene el inconveniente de tener que comprar el dispositivo que es relativamente costoso y su uso puede no ser muy discreto.

Revascularización y prótesis

La cirugía de revascularización consiste en que cuando existe problema en una de las arterias del pene, se tomen injertos para renovar la circulación de la misma (como los by pass que se hacen en cirugía de corazón por falta de circulación).
Sin embargo, la tasa de éxito de esta cirugía es muy baja, menor del 50% de éxito a corto plazo y a largo plazo todavía menor, por lo que no se considera como línea de tratamiento inicial, salvo en casos muy excepcionales.
Las prótesis de pene son el último recurso médico-quirúrgico. Son efectivas pero no están ajenas a complicaciones, como infección de la prótesis o falla de la misma, por lo que sólo se recomiendan en casos muy aislados; además tienen un costo muy elevado.

Juntos buscar ayuda

Como mensaje final debemos comentar que la disfunción eréctil afecta tanto al hombre como a su pareja. Una mujer puede sentirse no atractiva o deprimirse por pensar que ella, no atrae a su pareja y es la causa de la disfunción eréctil.
El hombre puede alejarse de su pareja por miedo a no poder lograr la erección, lo que causa distanciamiento entre ellos y trauma psicológico en algunos casos para ambos.
Por esto es muy importante que los pacientes que presentan este problema, junto con sus parejas, se acerquen a su médico de confianza para recibir consejos, orientación y tratamiento a fin de solucionar la disfunción eréctil.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Alberto Esteban Estrada Tapia. Urología y laparoscopía urológica. Adultos y niños, ambos sexos. Torre Médica CIMA Tel. 259-9307, Hospital San José de Hermosillo. Tel. 109-0524. e-mail: estradaurologia@yahoo.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: