Implantes dentales
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Perder un diente ya no es un problema porque existen estas modernas, efectivas y funcionales prótesis
Los estudios radiográficos son indispensables para la valoración adecuada del sitio de la aplicación del implante.

Los implantes dentales son dispositivos hechos de titanio, recubiertos en su superficie y de forma cónica cilíndrica que simulan la raíz de un diente.
Su función es sustituir algún diente o molar perdido o fijar una prótesis total –que por falta de hueso alveolar- no se pueda detener en la boca. La pérdida de una pieza dental puede ocurrir por un golpe (caída, accidente automovilístico, etc.), infección periodontal, cirugías por tumoraciones en los maxilares o lesiones amplias provocadas por caries.
Un implante dental evita daños a los dientes vecinos ya que se coloca una prótesis fija. Son aditamentos que han sido probados, estudiados y funcionan adecuadamente, integrándose al hueso mandibular o maxilar.
Se requiere valorar el sitio de aplicación y pueden ser colocados en pacientes de cualquier edad, aunque en los niños es recomendable esperar su desarrollo para sustituir un diente perdido en accidente, cirugía por lesión patológica, o por una lesión cariosa extensa.
También es posible colocar los implantes inmediatamente después de la extracción del diente dañado.
Los estudios radiográficos son indispensables para la valoración adecuada del sitio de la aplicación del implante, una tomografía mostrará la forma y calidad ósea y orientará la dirección del implante: Grosor del hueso, altura ósea, relación con estructuras óseas vecinas (nervio, seno maxilar) y espacio entre los dientes vecinos. Esto se deberá tomar en cuenta para decidir el grosor y lo largo del implante.

Corrección ósea

Los defectos óseos en el sitio de colocación de implantes pueden ser consecuencia de infecciones periodontales, lesiones, accidentes o tumoraciones de los maxilares ya operados o reabsorción del proceso alveolar en la mandíbula o maxilar.
Corregir un defecto óseo grande en el sitio de aplicación de un implante en maxilar o mandíbula puede requerir una cirugía previa, aplicando un injerto óseo que podemos tomar del mismo paciente, ya sea un fragmento de una costilla, cresta ilíaca o rodilla.
En defectos óseos pequeños puede requerirse un injerto de su mismo maxilar o mandíbula o con materiales de regeneración ósea, productos que favorecen la óseo-integración. Si en el maxilar o mandíbula se presenta un proceso alveolar normal, no será necesario ningún procedimiento quirúrgico previo.
La información adecuada para conocer sus problemas dentales y cómo realizar estos procedimientos -que requieren técnicas quirúrgicas, instrumental y técnicas de asepsia especiales- le darán la confianza y seguridad de su cirujano, quien debe estar debidamente capacitado para aplicar estos tratamientos.

Todo sobre: diente - molar - prótesis -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Rodolfo Ortiz Aguado. Cirugía Maxilofacial. Hospital San José de Hermosillo. Tel. 109-0525. e-mail: dr.ortiz.a@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
muuuy buena nota, a y una sugerencia me podrian dar una cita lo mas pronto posible me urge maxilofacial...!!
Fecha comentario: 2010-12-08 13:34:04
Comentario: