Niños, tv y presión alta
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
A los efectos negativos del sedentarismo, se suma la posibilidad de que un pequeño se vuelva hipertenso
Un estudio comprobó que los niños que ven televisión por tiempos prolongados corren el riesgo de presentar presión arterial alta.

Se comprueba ahora otra desventaja en los niños que ven mucho la televisión: Les sube la presión arterial.
En el número correspondiente a este mes (agosto del 2009) de la revista norteamericana “Archivos de Pediatría y Medicina de la Adolescencia” aparece un artículo muy interesante que relata los resultados de un estudio científico hecho en 111 niños de 3 a 8 años de edad a quienes se les midió la presión arterial así como el tiempo que dedicaban a estar frente al televisor y a la computadora.
En promedio, estos niños pasaron una hora y media diariamente frente a la pantalla de la televisión y/o de la computadora.
Resultó que el tiempo que pasaban frente al televisor se relacionó de manera directa con cifras más altas de la presión sanguínea.
Debe considerarse, además, que mientras más televisión ve un niño, más consume alimentos, debido a la difundida costumbre de “botanear” o “charolear” mientras está frente a la pantalla.
Una observación lógica de esta investigación es que el grupo de niños que se mantuvieron frente al televisor menos tiempo -menos de media hora diariamente- fueron los que tuvieron la presión más baja, es decir, en mejores niveles.
Este trabajo fue conducido por médicos y otros expertos de la Universidad del Estado de Iowa, la Universidad de Michigan, la Universidad de Nebraska y el Consejo Nacional de Investigación de España.

Otros efectos

La presión alta se suma ahora a otras calamidades que se han observado en niños que ven excesivamente la televisión como son, por ejemplo, cambios emocionales, deformación de los valores positivos, perturbaciones del comportamiento, miedos y temores, inducción y exacerbación de la agresividad, bajo rendimiento escolar, enfrentamiento contra los padres y disminución de la capacidad para sociabilizar.

Buscar alternativas positivas

Es muy cómodo, ciertamente, endosar a la televisión el entretenimiento de los hijos y, aunque es verdad que algunos programas tienen contenidos muy positivos y educativos, muchos otros programas supuestamente hechos para los niños contienen, en realidad, mensajes, escenas y tramas que contaminan el buen desarrollo afectivo, moral, intelectual y social de nuestros hijos.
Es tarea importantísima de los padres tener la iniciativa y darse el tiempo suficiente para ofrecer a los hijos alternativas verdaderamente positivas de entretenimiento.
Ningún negocio es más importante para una madre o para un padre que la verdadera felicidad presente y futura de sus hijos… pero no debe confundirse la felicidad de los hijos con ideas como “complacerlos siempre y en todo”.
Si hoy los padres de familia no pueden dosificar el tiempo que sus hijos están frente al televisor, mañana no podrán absolutamente nada y, además, les habrán echado a perder la infancia.
En este ciclo escolar que apenas empieza póngase las pilas y con firmeza e inteligencia ayude a sus hijos a administrar su tiempo libre, muy en especial el que pasan frente a la pantalla.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Jesús Canale es Cardiólogo en el Hospital CIMA y Clínica del Noroeste, Profesor de Cardiología Práctica y de Bioética en la Escuela de Medicina de la Universidad de Sonora (y padre de siete hijos), e-mail: jesus.canale@gmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: