Impacto del parto múltiple
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
La llegada de gemelos, trillizos o más bebés en un solo embarazo puede afectar a la mujer, a los propios bebés y a toda la familia
Traer varios hijos al mundo a la vez es un logro para toda madre, pero lo es más sacarlos adelante.

El periodo postparto en la mujer representa de por sí una etapa depresiva y de estrés elevado, y en el caso de un parto múltiple suelen presentarse demandas emocionales y físicas todavía mayores.
Por lo general los infantes requieren cuidados y atención en terapia intensiva.
A menudo, por la falta de espacio o por necesidades de tratamiento, algunos bebés son separados y enviados a otro hospital ya sea en la misma ciudad o en otra. El no poder mantener a todos sus hijos juntos aumenta el estrés en la pareja. Se ha encontrado que a las madres, principalmente, les es más difícil relacionarse con los niños que han sido separados de ellas durante los primeros días de nacidos.
Cuando alguno de los bebés presenta problemas, la madre se siente más atraída al infante más sano, y esto le provoca tensiones emocionales adicionales y sentimiento de culpa.
Aunque los efectos de la relación temprana entre el bebé y la madre sobre el desarrollo posterior del niño no han sido bien investigados, un estudio reciente entre niños únicos prematuros y gemelos encontró que las madres de estos últimos eran menos proactivas y respondían menos a señales o al llanto de los bebés.
Otro aspecto negativo detectado en las madres fue que las madres de gemelos experimentan más fatiga y cansancio así como periodos depresivos que se prolongan mucho más allá del periodo de lactancia.
El seguimiento de los niños de este estudio por 18 meses más, reveló que el desarrollo cognitivo de los gemelos era más lento que el de los hijos únicos.

Perder a un bebé

Otra fuente adicional de estrés en el periodo perinatal es la muerte de uno o más de los bebés. Los padres que pierden a un hijo de un parto múltiple, pero les queda un pequeño que sobrevive, tienen problemas especiales en su relación con éste, ya que son un recuerdo constante del (los) infante(s) muerto(s).
La pérdida de bebés de partos múltiples suele ser particularmente difícil especialmente si son producto de tratamiento de infertilidad.

Impacto en los hermanos

Aunque se le ha dado poca atención, el efecto del nacimiento de bebés en un parto múltiple en los hermanos mayores de la familia también debe considerarse.
Si el hermano mayor es un niño único que ha sido el centro de la familia, le será muy difícil adaptarse a que los bebés del parto múltiple ocupen el lugar que él ocupaba.
Se ha documentado que los cambios de conducta en el hermano mayor son más fuertes que en otros casos.

Entre hermanitos


Los hermanos producto de una gestación múltiple sufren también al tener que compartir a la mamá entre sí.
Aún si todos son sanos, los papás no pueden darles a todos el mismo nivel de atención que se brinda a infantes producto de partos sencillos.
Estos problemas se exacerban si uno o más de los bebés presenta algún problema físico.
Por un lado, al niño con discapacidad le es más difícil comprender por qué él y no su (s) hermano (s) está (n) afectado (s); esto suele resultar en sentimientos de celo, coraje y depresión.
Por su parte, el niño sano experimenta sensación de celos por la excesiva atención de la que es objeto el niño enfermo; suele crecer más solo y con sentimientos de culpa, abandono y asume en la vida futura excesiva responsabilidad por el hermano afectado.
El niño cuyo (s) hermano (s) del mismo parto mueren en el periodo perinatal, tiene también dificultades por vencer. Puede sufrir la pérdida de su hermano o por el sentimiento de tristeza de los padres. Podrá sentir coraje porque lo “dejó” su hermano, o con sus padres porque “lo dejaron morir”. Mientras que otros podrán sentir culpa de haber sobrevivido mientras su gemelo murió.

Efectos económicos


Los bebés nacidos de gestaciones múltiples representan costos iniciales perinatales hasta 10 veces superiores que aquéllos nacidos de partos sencillos.
Esto es debido a su nacimiento prematuro y los gastos implícitos de cuidados en terapia intensiva, tratamientos médicos, procedimientos diagnósticos, etc.
Una vez dados de alta, los gastos se acumulan por el tratamiento de problemas crónicos de salud, que pueden ir desde discapacidades visuales hasta alteraciones del desarrollo corporal y mental; esto sin tomar en cuenta los gastos diarios de manutención.

Médico con ética


Todas las modalidades de los tratamientos de infertilidad llevan implícitos riesgos de embarazos múltiples; algunos lo tienen más que otros.
Es responsabilidad del especialista en infertilidad informar adecuadamente a las parejas para prevenir gestaciones de alta complejidad, es decir, el médico tiene un papel determinante en la prevención de embarazos múltiples.
En primer lugar, debe asegurarse que la pareja esté completamente informada de todas las consecuencias colaterales del tratamiento, incluyendo el riesgo de sobre-estimulación ovárica y de gestaciones múltiples.
Debe enfatizarse en que el principal objetivo de un tratamiento de infertilidad es lograr un embarazo de un solo bebé.
Por tanto, la pareja deberá saber que si se somete a un tratamiento de infertilidad podrá haber en el transcurso del mismo situaciones que obligarán a cambiar o suspender la terapia si la respuesta ovárica de la mujer es excesiva o deficiente.
Nuestra meta principal debe ser la eliminación total de la frecuencia de gestaciones de tres o más bebés. Nuestra segunda meta deberá ser reducir la incidencia de gestaciones gemelares.
La calidad de un programa de Medicina reproductiva debe ser evaluada por los pacientes en términos no sólo del porcentaje de embarazos, sino también en la habilidad de maximizar la probabilidad de embarazos simples.

Una labor titánica

Una vez fuera del periodo postnatal, los problemas prácticos de cuidar a dos o más bebés tienden a exacerbarse aun cuando todos ellos sean sanos y no requieran cuidados especiales.
Pocas madres pueden hacerse cargo de dos bebés o más y al mismo tiempo salir de casa, por ello tienden a vivir una vida más aislada.
La relación entre los esposos, que esperaban una vida de felicidad con el bebé se vuelve tensa al haber una mayor demanda de la madre por parte de los bebés.
A su vez, el padre debe trabajar más para solventar mayores gastos. Por ello la relación entre ellos tiende a ser cada vez menor, por lo que es frecuente la insatisfacción matrimonial y aumentan los divorcios.
Por lo general, el tiempo que la madre debe dar a los gemelitos o trillizos, considerando que no hay otro hermanito mayor, siempre será insuficiente.
En un estudio llevado a cabo en Australia, se determinó que en condiciones ideales las madres de trillizos necesitan 197 horas semanales para cuidarlos, cuando la semana tiene sólo 168 horas.
Muchos padres encuentran frustrante su incapacidad para dar a cada niño la atención individual que necesitan.
Aún en familias con muchos recursos y apoyo, el estrés emocional es tanto que la ayuda psiquiátrica es de mucha ayuda.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Scot M. Hutchison. Endocrinólogo Certificado en Reproducción. Director de la División de Endocrinología Reproductiva e Infertilidad de la Escuela de Medicina de la Universidad de Arizona. Dr. José Hernández, Embriología y Andrología. Di
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: