Lesiones en niños
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Los padres tienen la responsabilidad de vigilarlos y protegerlos mientras juegan o realizan otras actividades recreativas
Los niños deben practicar deportes con el equipo protector adecuado.

Queremos tanto a nuestros hijos que a veces los dañamos. Un estudio publicado este mes por el Journal de Ortopedia Pediátrica de Estados Unidos, encontró que el 13.8% de las fracturas en piernas de niños fueron causadas por su propios padres. No por maltrato infantil, sino porque se deslizaron con sus hijos sobre ellos en resbaladillas de los parques.
Al quedar fija o atorada una piernita del pequeño y continuar el descenso, terminan por torcerla y fracturarla; esto ocurrió en niños de 14 a 32 meses de edad, en promedio.
Podemos provocar estas lesiones por querer pasar un rato de feliz convivencia con nuestros retoños, pero hacerlo de esta manera no es buena idea. Es mejor dejarlos deslizarse por ellos mismos en una resbaladilla pequeña, adecuada a su edad y estatura; así aumentamos su capacidad psicomotora.

Precauciones en el auto

Podemos provocar a nuestros niños otras lesiones, al sentarlos sobre nosotros mientras conducimos un auto. Son lesiones por aplastamiento, ya que en caso de ocurrir un accidente, el niño queda atrapado entre el adulto y el tablero, lo que incluso le puede causar la muerte, porque el niño se convierte en la “bolsa de aire” del conductor.
Lo que me horroriza es que muchas madres al conducir llevan a sus hijos encima, mientras hablan por celular, ¡doblemente negligentes!
Otra práctica común en nuestro medio es que los niños saltan y corren dentro del auto en movimiento y se niegan a ponerse el cinturón o sentarse en la sillita de seguridad.
En esta situación las bolsas de aire laterales no los protegerán en caso de accidente, y si van sueltos enfrente, al expandirse la bolsa de seguridad, puede causar lesiones.
Por lo anterior siéntelos siempre atrás, de preferencia en el centro, con sus cinturones bien puestos y dígales como yo a los míos: “Este auto no se mueve sino hasta que todo mundo tenga abrochado el cinturón”.
En festejos o eventos donde nuestros niños participan disfrazados, tengamos en cuenta que al utilizar máscaras o disfraces, y caminar por lugares desconocidos o escenarios, pueden sufrir accidentes y lesiones.

En actividades deportivas

Los padres queremos que nuestros hijos sean buenos estudiantes y deportistas. Antes de realizar alguna actividad física, deben ser valorados por un médico para detectar posibles enfermedades sistémicas como asma, alergias o afecciones cardiacas; también debe revisarlos un ortopedista para detectar alguna anomalía músculo-esquelética.
Debemos recalcar la importancia del calentamiento previo a la práctica deportiva por 3-5 minutos y después realizar estiramientos por segmentos anatómicos durante 30 segundos.
Siempre habrá que tener a la mano un botiquín de primeros auxilios o proporcionárselo al entrenador. Debemos estar seguros de que el maestro de educación física o entrenador tenga nuestros números telefónicos y viceversa.
Imprescindible es que nuestros campeones usen equipo de protección según el deporte que realicen: Cascos, espinilleras, coderas, calzado especial para el deporte, etc. No debemos escatimar en esos gastos, pues siempre resulta más cara la atención médica posterior a las lesiones.
Dejemos a nuestros hijos que nos demuestren sus habilidades psicomotrices y deportivas; observe desde la primera fila, así no se perderá nada del desarrollo de su hijo, le transmitirá confianza y no lo lesionará.

Todo sobre: fractura - lesion -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Martín Alberto Sitten Ayala. Traumatología y Ortopedia. Hospital San José de Hermosillo. Tel 109-0510, cel: (662)111-0716, e-mail: drsitten@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: