Qué hacer cuando duele el cuello
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
En los casos más severos, y en aquellos en los que no se logra un adecuado control de los síntomas, puede llegar a estar indicado el procedimiento quirúrgico
En algunos casos, el dolor de cuello puede llegar a ser crónico por una mala posición en el trabajo.

El dolor en el cuello es uno de los principales motivos de consulta para el médico ortopedista.
Según reportes de la Academia Americana de Cirujanos Ortopedistas, hasta un 70 por ciento de la población mundial ha cursado, o cursará, con al menos un episodio de dolor de cuello en su vida.
En los niños, es más frecuente por espasmo muscular o por tortícolis. En los jóvenes, lo más común es el esguince cervical o contracturas musculares. En los adultos lo más común es encontrar hernias de disco y en los adultos mayores encontrar espondiloatropatía y mielopatía cervical.

Antecedentes

Es de suma importancia el poder describir primeramente los antecedentes de importancia, es decir, a qué se dedica el paciente y si lo hace con protección adecuada.
Es importante, además, saber si existen antecedentes traumáticos, como accidentes automovilísticos o algún tipo de caída.
Con respecto a las características del dolor, es de vital importancia saber el tipo, la intensidad y la duración del dolor, reconocer las situaciones que lo hacen aumentar y cuales lo hacen disminuir.
Asimismo, es imprescindible valorar si el dolor se acompaña de datos neurológicos, como lo son hormigueos en los brazos y manos, disminución de la fuerza muscular y dolor en el cuello, que en ocasiones va desde la nuca hasta los dedos de las manos.

Tratamiento

El médico deberá de hacer una historia clínica adecuada, incluyendo todos los antecedentes anteriormente descritos, una exploración física completa la cual incluye la marcha, la fuerza muscular, los reflejos, las percepciones sensitivas y los arcos de movilidad de la columna cervical, entre otras, para valorar el estado integral del paciente.
Se deben tomar radiografías en proyecciones anteroposterior, lateral y oblicuas para, posteriormente, decidir si se complementa con algún otro estudio como radiografías dinámicas, tomografía axial computarizada y/ó resonancia magnética nuclear, así como de estudios de electroconducción.
El tratamiento inicial de estos pacientes va encaminado a disminuir el dolor y aumentar los rangos de movilidad e incluyen el uso de antinflamatorios, analgésicos y relajantes musculares, así como medidas de medicina física y de rehabilitación como calor local, ultrasonido, láser y otras.
En algunos casos se puede prescribir el uso de un collarín cervical. En los casos más severos y en aquellos en los que no se logra un adecuado control de los síntomas, puede llegar a estar indicado el procedimiento quirúrgico, mismo que estará individualizado según el paciente, su enfermedad y su estado general.
Estos procedimientos van desde infiltraciones, uso de radiofrecuencia y/o láser, cirugía endoscópica de mínima invasión, remplazo de disco y fusiones entre otras, y como se refirió anteriormente van a depender de cada paciente y de su tipo de problema.

Todo sobre: cuello - -

DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Ricardo Monreal Molina. Traumatología y Ortopedia Posgrado en Cirugía de Columna Vertebral. Hospital San José, de Hermosillo. Tel. (662) 109-510. cel. (662) 848- 1423. e-mail: drmonreal@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: