Proteja sus rodillas
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Actividad física constante y adecuada y una alimentación balanceada, sirven para prevenir lesiones en esta articulación
Es importante que las persona jóvenes, pero sobre todo las de la tercera edad, se ejerciten para mantener sus rodillas sanas y fuertes.

La articulación de la rodilla es la más grande del organismo. Está formada por la unión del hueso femoral del muslo con la tibia de la pierna y el mecanismo extensor de la rótula, unidos por ligamentos internos, externos y cruzados.
Los extremos de estos huesos están cubiertos por cartílago, así como la rótula en su cara posterior y los meniscos, lo que sirve como mecanismo de amortiguamiento.
Esta articulación resulta frecuentemente dañada por las actividades de la vida diaria y los efectos propios del envejecimiento biológico.
Una forma de contrarrestar los efectos del paso del tiempo en nuestro organismo es mantenernos activos, lo cual permitirá estar saludables, sentirnos plenos y vivir muchos años.
Cada vez son más los adultos mayores que se involucran en actividades físicas deportivas o recreacionales, donde realizan ejercicios para su cuerpo, lo que se traduce en mayor bienestar en todos los sentidos.

Resultados benéficos

Si usted se ejercita tendrá una vida más larga; prevendrá la osteoporosis al tener huesos más fuertes; además mejorará su equilibrio y su movilidad, con lo cual tendrá menos posibilidades de caerse y fracturarse.
Sus músculos estarán más fuertes para mover sus articulaciones, y al moverlas, evitará o disminuirá el dolor de las mismas.

Flexibilidad y agilidad

Las actividades aeróbicas deberán seguir con ejercicios de estiramiento para aumentar la flexibilidad y prevenir lesiones.
Le recomiendo que inicie suavemente los estiramientos, relájese y respire durante el ejercicio. sostenga la posición por 30 segundos y no se exceda porque le causará dolor.

Fortalecimiento muscular

Los ejercicios de fortalecimiento se obtienen al trabajar un músculo bajo tensión, como realizar movimientos con pesas, bandas elásticas, aparatos con resistencia, pilates; sin embargo, estos ejercicios requieren la valoración previa del ortopedista y la preparación por parte de un entrenador profesional.
Realice trabajo por grupos musculares 2 veces a la semana y permita siempre un día de descanso en cada grupo. Repita cada ejercicio 10 veces y realícelos despacio ya que es la mejor forma de obtener el efecto deseado.
Es importante realizar ejercicios de relajamiento al finalizar, cierre sus ojos y respire profundamente dos veces, tome una sesión de masajes o practique técnicas de yoga.

Hidratación y nutrición

Entre más viejos nos volvemos, tendemos a tomar menos agua. Debemos ingerir al menos 8 vasos de agua al día y más en climas calurosos, como el de estas tierras sonorenses; tomar café o té no cuenta porque son bebidas que más bien tienden a deshidratarnos por su efecto diurético.
Tome un buen desayuno que incluya proteínas como clara de huevo, jamón de pavo, carbohidratos presentes en las frutas y un mínimo de grasa, como aceite de oliva, nueces o almendras.
Siempre haga una comida a las siguientes cuatro horas con algo nutritivo y después la comida, que incluya todos los grupos de alimentos como proteínas animales o de soya así como vegetales en abundancia y grasas naturales.
Realice otra ingesta a media tarde y la cena no debe ser muy abundante ni dos horas antes de dormir. Incremente la fibra en su dieta diaria hasta 30 gramos al día, coma pan integral, frutas y vegetales. Recuerde siempre tener cuidado con las comidas procesadas, ya que son ricas en sodio y azúcares.
En conclusión, muévase, aliméntese sanamente, cuide su peso, relájese, realice actividades recreativas que incrementen su bienestar físico, mental y espiritual, sus rodillas son el mejor pretexto para empezar de inmediato.

¡Decídase ya y haga ejercicio!

Si usted lleva tiempo sin ejercitarse, es mayor de 60 años y piensa iniciar alguna actividad física, es importante que siga estas recomendaciones:
- Acuda con su médico para que le realice un examen completo y pregúntele si usted presenta alguna situación clínica por la que el ejercicio sea contraindicado, o qué tipo de ejercicio es el más adecuado para usted.
- Siempre que inicie el ejercicio hágalo lentamente, recuerde que le tomará mucho más tiempo ponerse en forma que en su juventud. No se desespere.
- Los ejercicios más comunes y accesibles son los aeróbicos y una muy buena forma de iniciarlos es con la caminata, le sugiero que compre un podómetro, el cual se coloca en la cintura, mismo que podrá encontrar en los departamentos de deportes de los almacenes comerciales. Inicie registrando los pasos que realiza en un día normal. Después aumente el número de pasos, lo logrará fácilmente si estaciona su auto más lejos, subiendo escaleras o acudiendo a realizar sus compras caminando. Lo ideal es que usted logre caminar diariamente entre 10 a 15 mil pasos diarios.
- Después, comience a caminar cada tercer día 800 m ó 2 vueltas a la pista deportiva. Si no tiene ninguna dificultad en 2 semanas, realícelo diariamente. Posteriormente, si desea aumentar la distancia, que no sea mayor a otros 800 m en un día, para evitar las lesiones por sobreuso.
- Utilice zapatos para caminar que amortigüen el golpe del talón y que sean amplios.
- Para que no se enfade en esta actividad, camine con compañía y converse.
- También puede alternar la caminata con otra actividad aeróbica como bicicleta, yoga, tai chi, aeróbicos de bajo impacto o el baile.
- También puede practicar natación o ejercicios acuáticos, especialmente si tiene sobrepeso o dolor en sus rodillas.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Martín A. Sitten Ayala. Traumatología y Ortopedia. Hospital San José de Hermosillo. Tel 109-0510, cel: (662)111-0716, e-mail: drsitten@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: