Desidia, mala consejera
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Ante cualquier síntoma anorrectal, es necesario consultar al especialista para tener un diagnóstico y tratamiento oportuno
El hombre por lo regular es reacio a acudir con el médico por miedo o creencias.

El paciente masculino, a diferencia de la mujer, generalmente es reacio a consultar al médico.
Frecuentemente lo atribuye al hecho de estar siempre ocupado, que tiene trabajo que hacer, que no tiene tiempo; cuando acude a una cita generalmente va con el tiempo contado, “a la carrera”.
Y además es difícil que se dé cuenta, que precisamente para continuar sus actividades habituales, es necesario mantener un buen estado de salud, moderar su peso, practicar ejercicio y realizarse los estudios habituales de chequeo para prevenir y diagnosticar diversas enfermedades.
Un grupo de enfermedades muy frecuentes en el hombre son las anorrectales. Entre éstas podemos mencionar las hemorroides, las fístulas y las fisuras.
El hombre presenta estos padecimientos con mucha más frecuencia de lo que se pueda suponer, pues tiene muchos factores que predisponen su desarrollo.
Entre ellos podemos mencionar la ingesta de bebidas alcohólicas y de picante, así como otros desarreglos alimenticios, que en general son más intensos que en las mujeres.
Pero aun cuando el hombre presente síntomas de estas enfermedades -como pueden ser sangrado rectal, inflamación hemorroidaria, dolor de variada intensidad que llega a ser incapacitante, estreñimiento severo o cualquier otra molestia- es difícil que tome alguna medida para atenderse o acudir a una consulta.

Evite equivocarse

En Medicina lo más importante es siempre contar con un diagnóstico especializado antes de aplicar un tratamiento. De no hacerlo, puede caerse en el error de usar medicamentos erróneos o simplemente estar totalmente equivocados en el diagnóstico.
Por ejemplo, podría darse tratamiento para gastritis cuando el problema son divertículos; o usar pomadas, supositorios y otros tratamientos comprados en cualquier farmacia pensando que el sangrado que se presenta al ir al baño es causado por hemorroides, cuando no debemos descartar la posibilidad de cáncer de colon o recto, cuya manifestación frecuente es precisamente el sangrado.

Temores infundados

No es raro que algunos varones dejen que las enfermedades evolucionen por muchos años antes de atenderse.
El temor y la vergüenza muchas veces les impiden acudir a consulta, lo cual es comprensible pero infundado, pues habitualmente las exploraciones médicas no son dolorosas y permiten un diagnóstico adecuado.
En términos generales, podemos recomendar que a toda persona que cumpla 50 años se le debe realizar una colonoscopía, que es una endoscopía de todo el colon (intestino grueso) para poder diagnosticar y extirpar algún pólipo que se haya desarrollado, o hacer una biopsia y diagnosticar en el caso de un tumor.
Este estudio debe realizarse incluso en más jóvenes si hay algún familiar en primer grado que haya tenido cáncer del colon o recto. Y desde luego, al presentarse síntomas de molestias abdominales, gastritis, sangrado o dolor anorrectal.
Es necesario acudir a consulta para realizar el tratamiento adecuado para que la persona continúe siendo productiva y que no suceda que en el momento más inoportuno como un viaje o algún evento, se presente una agudización que obligue a un tratamiento urgente.
Debemos aprovechar los grandes adelantos que se tienen actualmente en Medicina para mantener un buen estado de salud.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Jaime Amaro Prieto. Coloproctología y Endoscopía. Hospital San José de Hermosillo y Clínica del Noroeste. Tel. 213-1066, 109-0522. Cel. (662) 255-4546. e-mail: japamaro@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: