Inteligencia emocional
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Inculcar en los niños la capacidad de manejar sus emociones les ayuda a afrontar y resolver las situaciones de la vida
Desarrollar la inteligencia emocional permite identificar las propias emociones y controlarlas.

El concepto de emoción proviene de la palabra emoveo - emotum que significa remover, agitar, excitar, perturbar, conmover.
Las emociones son un estado complejo del organismo, que incluye cambios fisiológicos del más amplio carácter: respiración, pulso, secreción glandular, etc; y del lado mental, un estado de excitación o perturbación señalado por fuertes sentimientos y por lo común, por un impulso hacia una forma definida de conducta.
La respuesta emocional se manifiesta generalmente a tres niveles: Conductual o motor, fisiológico y cognitivo.
Según el doctor en psicología colombiano Salvador Carrión López, el equilibrio emocional es una de las conquistas de mayor trascendencia a las que puede aspirar el ser humano, porque le permite ser objetivo en sus juicios, ecuánime en las decisiones, valeroso y seguro en sus actos.
Para alcanzar un pleno desarrollo de la inteligencia emocional es indispensable incorporar la capacidad de situarse en diferentes perspectivas mentales.
No basta con eliminar una emoción cuando molesta, no es suficiente anticiparse a la generación de ciertos estados internos desagradables.
Según el reconocido psicólogo estadounidense Daniel Goleman, la inteligencia emocional es concebida como la capacidad de reconocer los propios sentimientos y los ajenos, de motivar y manejar bien las emociones, en la persona y en sus relaciones.
La inteligencia emocional en los niños es igual de importante que la de los adultos. Los infantes sienten alegría, miedo, tristeza, ira y vergüenza, emociones que también experimentan los adultos; sin embargo, algunas veces éstos minimizan las emociones sentidas y expresadas por los niños.

Reconocer y controlar emociones

Se sabe que lo normal es que todo padre de familia se interese por el bienestar físico, mental y social de sus hijos, por lo que es importante que tome en cuenta estos aspectos.
Desde su nacimiento, el niño experimenta una gran cantidad de emociones, mismas que van definiendo su carácter y personalidad; por tal motivo entre más reconozca y aprenda a controlar sus emociones, adquirirá mayor capacidad para resolver problemas.
En los padres, la parte emocional responde rápidamente y con potencia; es la encargada de ponerlo en alerta cuando su hijo pueda estar en peligro sin determinar con exactitud de qué problema se trata.
- Es recomendable que advierta a su hijo cuando pueda estar en peligro y le haga saber las consecuencias.
- Durante el desarrollo, su crío se enfrentará a innumerables tipos de problemas, evite resolverlos por él, porque de esta manera sólo lo hace improductivo.
- Más que despejarle el camino de todo problema, enséñelo a enfrentar los obstáculos y que adquiera habilidades para solucionar los conflictos.
- Usted como padre debe tener tolerancia y estar consciente que su hijo está aprendiendo y puede equivocarse como cualquier ser humano.
- Incite a su hijo a que hable de los problemas sin minimizar ni engrandecer los motivos que lo perturban, de esta forma usted establecerá un vínculo de confianza y cercanía, lo cual a la vez propicia cariño y comprensión.
- Dedíquele un mínimo de 15 minutos diarios para convivir y jugar con él, esto incrementa emociones positivas, su niño no será pequeño toda la vida, crecerá rápidamente y hay que aprovechar el tiempo.
- Sea muy cariñoso sin llegar a empalagar; recientes investigaciones han encontrado que los niños que tuvieron padres cariñosos son menos propensos de adultos a sufrir enfermedades físicas.
- Hágale saber cuando comienza a comportarse mal, busque llegar a un acuerdo con él y usted procure tomar como último recurso el castigo o quitarle privilegios, como por ejemplo, salir a jugar con sus amigos(as).
- Enséñele a comprender el significado de la postura, expresiones faciales y tono de voz, ya que esto resultará efectivo para mejorar la comprensión de sus emociones y las de los demás.
- Motive a su hijo a que cultive buenas amistades, sea sincero y participe en actividades de apoyo a la comunidad como reforestación de áreas verdes, donación de juguetes y ayuda a niños con alguna enfermedad.
Estimado lector, no se olvide de darle a su hijo elogios y refuerzos constantes por todos sus logros y capacidades, así como también inculcarle a que sea un niño optimista en todo momento.


DATOS DEL COLABORADOR
Lic. Francisco Duarte. Psicología Clínica. Rafael Ángel Corella 227, entre Morelos y Gómez Farías (frente a Urgencias del hospital del Issste), col. Loma Linda, cel (662) 123-6715, e-mail: eliasduartesosa@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: