Una carrera de resistencia
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Aun cuando un niño con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad esté de vacaciones, deberá continuar su tratamiento farmacológico
Si un niño con TDAH suspende su tratamiento, puede tener conductas que afecten la tranquilidad de toda la familia.

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es una alteración neurológica y biológica que se caracteriza por síntomas como falta de atención, hiperactividad e impulsividad.
No es un problema psicológico del cual se salga “echándole ganas”; se trata de un problema importante de salud pública que requiere atención médica especializada y que genera un elevado número de consultas médicas, alteraciones en la vida personal, familiar, social y/o académica de quien lo presenta.
Existe falta de conocimiento entre el personal médico y paramédico para la detección y manejo del TDAH, el cual genera una gran ansiedad en la familia, conflictos conyugales y problemas económicos, entre otros.
Suspender el medicamento no tiene ningún fundamento científico y sí muchas posibles consecuencias negativas en el comportamiento del niño.

¡No lo desproteja!

El tratamiento de TDAH es una carrera de resistencia, no de velocidad, y el primero que se canse pierde, espero que no sean ustedes padres de familia. Los siguientes datos son razones de peso para que por ningún motivo se suspenda el manejo farmacológico en un paciente con TDAH ya que este trastorno es el causante de:
- 63% más suspensiones escolares
- 14% más expulsiones del colegio
- 50% más lesiones al caminar o andar en bicicleta
- 59% sufren lesiones mayores que requieren atención hospitalaria
- 81% ingresan a urgencias
- Más conflictos familiares
- Mayor violencia intrafamiliar

Suspender tratamiento

Una de las muchas dudas que los padres plantean en los periodos vacacionales es si el menor puede dejar el medicamento o si se reduce la dosis a la mitad.
Es obvio que nadie protegería parcialmente a su hijo; sin embargo, es frecuente que algunos padres de familia tienen la idea equivocada de que el periodo vacacional es buen momento para dar a su pequeño un breve “descanso” al suspender el medicamento sin consultar a su médico, lo cual equivale a desprotegerlo.
Suspender el medicamento no tiene ningún fundamento científico positivo y sí muchas posibles consecuencias negativas, pues desproteger a un menor con TDAH afecta la interacción familiar y social en una época donde todos buscan un descanso.
“Si se suspende el tratamiento para el TDAH las vacaciones pueden convertirse en una pesadilla”, señalan algunos autores. Mantener el tratamiento es crucial para mejorar la calidad de vida de los pacientes y quienes les rodean. Lo niños tomas vacaciones, el TDAH no.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Ricardo Garnica Gasca. Psiquiatra con especialidad en niños y adolescentes. Puebla 15 esq. Ignacia E. de Amante, col. Centro. Tel 213-5557, cel. (662)115-0306, e-mail: gernica70@hotmail.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: