“¡Quiero un hijo!”
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Muchas mujeres deciden ser madres después de los 30 años, pero deben considerar que existen mayores riesgos tanto para ellas como para sus bebés
Mujeres de avanzada edad pueden tener hijos con síndrome de Down.
En la actualidad muchas mujeres deciden ser madres después de los 35 años. Afortunadamente, la mayoría tiene embarazos y bebés saludables.
Sin embargo, los estudios demuestran que las mujeres de más de 35 años están expuestas a riesgos especiales.
Por esta razón, es necesario que las mujeres conozcan estos riesgos para que evaluen la conveniencia de un embarazo y determinar cuál es el mejor momento para quedar encintas.
Por lo general, la mujer comienza a experimentar una disminución en su fertilidad a partir de los 30 años, por lo que es probable que a una mujer de más de 35 años le lleve más tiempo quedar embarazada que a una mujer joven.
En algunos casos, la disminución de la fertilidad en las mujeres de más de 35 años se debe a que tienden a ovular (liberar un óvulo de los ovarios) con menor frecuencia que las mujeres jóvenes.
También influyen ciertos problemas de salud que son más comunes después de esta edad, por ejemplo la endometriosis, que ocasiona que los tejidos se adhieran a los ovarios o a las trompas de Falopio e interfiere en la concepción.

Infertilidad y embarazos múltiples

Si una mujer de más de 35 años no queda embarazada después de intentar concebir durante 6 meses, debe consultar a su médico.
Algunos estudios han arrojado que un tercio de las mujeres de entre 35 y 39 años y aproximadamente la mitad de las mujeres de más de 40 años, tienen problemas de fertilidad; muchos de estos problemas pueden tratarse con éxito.
Si bien las mujeres de más de 35 años pueden tener más dificultades para quedar embarazadas, también tienen una mayor probabilidad de tener mellizos. Esta probabilidad aumenta de forma natural con la edad.
Además, es más probable que las mujeres de más de 35 años deban someterse a un tratamiento de fertilidad, lo que aumenta sus probabilidades de tener mellizos, trillizos o más bebés.

Defectos congénitos

Pero existe una duda importante: ¿Las mujeres de más de 35 años corren mayor riesgo de tener un bebé con defectos congénitos?
Las mujeres mayores de 35 años de edad tienen mayores probabilidades de dar a luz un bebé con algún defecto congénito relacionado
con los cromosomas (las estructuras de las células que contienen los genes).
El síndrome de Down es el más común de estos defectos congénitos cromosómicos. Los niños afectados nacen con diferentes grados de retraso mental y defectos físicos.
Es por ello que a mujeres embarazadas de más de 35 años, se les recomienda realizarse una prueba prenatal para diagnosticar o descartar la existencia de síndrome de Down y otros problemas cromosómicos.
Entre las pruebas prenatales que pueden realizarse se encuentran la amniocentesis y la muestra del villus coriónico.
La mayoría de las mujeres que se realizan estas pruebas reciben la buena noticia de que su bebé no padece ningún problema cromosómico.
Enfermedades preexistentes Los problemas de salud preexistentes pueden afectar el embarazo. Las mujeres de más de 35 son más propensas que las mujeres jóvenes a tener un problema de salud que comenzó antes del embarazo.
Algunos problemas como alta presión arterial, diabetes y problemas renales y cardíacos, pueden afectar al embarazo.
Por ejemplo, una diabetes mal controlada puede contribuir a defectos congénitos y aborto espontáneo, mientras que una alta presión arterial mal controlada puede retrasar el desarrollo del feto.

Riesgo de complicaciones

Si bien es muy probable que las mujeres de más de 35 años tengan un bebé sano, es posible que deban enfrentar más complicaciones durante el embarazo que las mujeres más jóvenes.
Algunas de las complicaciones más comunes entre las mujeres de más de 35 años son: Diabetes gestacional, problemas en la placenta, parto prematuro o aborto.
Al igual como ocurre con la diabetes, algunas mujeres pueden desarrollar alta presión arterial por primera vez durante el embarazo.
Este tipo de hipertensión suele denominarse hipertensión inducida por el embarazo o, en su forma más grave, preclampsia o eclampsia.
Algunos estudios han comprobado que la alta presión arterial inducida por el embarazo es más común en las mujeres de más de 35 años.

Gestación saludable, bebé sano

Antes de intentar concebir, y sin importar su edad, toda mujer debe consultar a su médico,
lo cual le ayudará a asegurarse de que se encuentra en el mejor estado posible para hacerlo.
El médico también puede recomendar a las mujeres que intentan quedar embarazadas que tomen a diario un complejo multivitamínico que contenga ácido fólico para prevenir ciertos defectos congénitos graves en el cerebro y en la médula espinal (defectos del tubo neural).
La visita al médico antes de concebir es especialmente importante cuando la mujer tiene un problema de salud crónico. Su médico puede tratar ese problema y realizar los cambios necesarios en la medicación para asegurar que tenga un embarazo saludable.
DATOS DEL COLABORADOR
Tucson Medical Center Servicios Internacionales. Para mayores informes llame sin costo al 001-800-533-4862, www.hospitaldeutucson.com, e-mail: infointernacional@tmcaz.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: