Urgencia neurológica: Dolor alarmante
Imprimir Contactar al doctor
Nombre:
E-Mail:
Tu pregunta:
Cuanto es 7 + 2:
 
Cuando la persona presenta una cefalea fuerte, progresiva e incapacitante, debe acudir de inmediato al médico
Cuando el dolor de cabeza no cede, progresa e incapacita, es necesario descartar un problema cerebral serio.

Recordemos que el dolor de cabeza es una molestia común, y que lo hemos padecido todos los humanos en más de una ocasión en nuestras vidas.
Casi siempre el dolor de cabeza es benigno, desaparece espontáneamente o cede con algún medicamento contra el dolor y algo de reposo.
Incluso algunas personas consideran el dolor de cabeza como algo “normal”. Entre los dolores de cabeza más comunes se encuentran los ocasionados por la clásica migraña con sus variantes, así como el dolor de cabeza tensional. Éstos tienen características clínicas bien definidas, la mayoría conocidas por la población en general.
Pero cuando tenemos un dolor de cabeza crónico, generalizado, persistente, progresivo, en ocasiones incapacitante, que cede sólo en forma temporal a los analgésicos comunes y se asocia a síntomas de hipertensión intracraneal, como náusea y vómito (este último expulsado a manera de proyectil) debemos sospechar de alguna masa o lesión ocupativa, que puede tratarse de alguna tumoración, quiste, hidrocefalia o un absceso cerebral.
Si a esto se le agrega debilidad en alguna parte del cuerpo, deterioro del estado de alerta, somnolencia o un cuadro convulsivo, estamos ante una emergencia neurológica.

Hemorragia intracraneal

Otro tipo de dolor de cabeza que nos debe alertar, es aquél que inicia en forma súbita, progresivo e incapacitante, descrito por el paciente como un dolor “nunca antes sentido” y se asocia a somnolencia, incoordinación, incoherencia; también deterioro de alerta, convulsiones, trastornos visuales como diplopía (ver doble); debemos considerar la posibilidad de alguna hemorragia intracraneal, de las cuales la más grave es la hemorragia subaracnoidea, secundaria a ruptura de aneurisma cerebral.
También debemos alarmarnos ante un dolor de cabeza secundario a un traumatismo craneal, con historia de un golpe que en días previos no tuvo mayor importancia, que limite la actividad de la persona en forma lenta y progresiva y que se asocie a otros signos y síntomas, deberá hacernos pensar en un hematoma subdural postraumático, que simplemente significa un coágulo en la cabeza.
Como hemos comentado en artículos anteriores, cuando existe un dolor de cabeza similar a los cuadros descritos, nunca debemos recurrir a la automedicación.
Será necesario consultar al médico para descartar un problema serio. El especialista le dirá si requiere algún estudio de gabinete, como electroencefalografía, Resonancia Magnética Nuclear (RMN), Tomografía Axial Computarizada (TAC), mapeo cerebral, etc.
Una vez obtenido el diagnóstico, podrá establecerse el tratamiento adecuado, ya sea médico o quirúrgico, según lo requiera el caso.


DATOS DEL COLABORADOR
Dr. Jesús Francisco Meza Sainz. Neurocirugía. Centro Médico del Río y Torre Médica CIMA. Tel/Fax: (662)259-9310, (662) 217-3513, cel. (662) 256-5493, e-mail: j_mezas@yahoo.com.mx, jmeza@neuromeza.com, www.neuromeza.com
NOTA IMPORTANTE
El contenido de los textos publicados es responsabilidad de nuestros colaboradores, se ofrecen sólo como una guía informativa y nunca deben sustituir la consulta que usted debe hacer a su médico de confianza. No se auto medique, visite periódicamente a su médico. La opinión de nuestros colaboradores no refleja necesariamente nuestra opinión.
No se econtraron comentarios para esta nota.
Comentario: