Editorial

Edición: 113

El regreso a clases


El inicio del ciclo escolar 2009-2010 en Educación Básica a finales de este mes de agosto, trae como siempre mucha alegría, dinamismo y entusiasmo en los hogares y la sociedad en su conjunto.
Además, reactiva la economía y a todos nos estimula saber que niños y jóvenes están por la senda correcta.
La educación indiscutiblemente es el mejor camino para el pleno desarrollo del ser humano. Otra pieza clave para este cometido es sin duda la salud escolar y en ella hay muchos temas que nuestros colaboradores abordarán en el transcurso del ciclo, para brindarle una mayor orientación y educación a fin de fomentar la buena salud en este grupo poblacional prioritario.
Hay dos temas obligados que debemos abordar por ser alertas epidemiológicas, las amenazas inmediatas que tenemos: La influenza y el dengue.

* * *

En lo que se refiere a la influenza, debemos rescatar sobre todo las medidas básicas y transmitirlas a toda la población ya que con ello garantizamos una prevención y control eficiente de la enfermedad.
Cubra nariz y boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar.
Si no tiene pañuelo utilice el ángulo interno del codo.
Evite tocarse ojos, nariz y boca; saludar de mano, beso o abrazo; escupir en el suelo y otras superficies expuestas al medio ambiente, así como asistir a lugares concurridos. Si se enferma, ¡procure recuperarse en casa!
Si utiliza pañuelos o lienzos deséchelos en bolsas de plástico cerradas.
No comparta vasos, platos ni cubiertos; tampoco alimentos y bebidas.
Siga las recomendaciones del médico y no se automedique.
Es necesario lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, sobre todo después de toser o estornudar, antes de comer y después de ir al baño.

* * *

En cuanto al dengue, mantener la higiene en las viviendas, patios limpios y eliminar cacharros para evitar criaderos del mosco trasmisor, es la regla de oro.
En estos dos escenarios la higiene es fundamental, y lo será también para evitar hepatitis y cualquier enfermedad diarreica.

Aún tenemos clima extremo, por lo que debemos cuidarnos de la insolación, el golpe de calor y deshidratación.
Es necesario resguardarse del sol y utilizar bloqueador cuando sea posible, no está de más.
No debe faltar el baño diario, con especial énfasis en el cuero cabelludo, para evitar la pediculosis (piojos), ya que durante invierno y primavera pasados tuvimos un ataque permanente en diferentes planteles.
Por otro lado, hacemos un llamado a los conductores de autos en general para que respeten los límites de velocidad y los señalamientos de tránsito. No debemos desesperarnos o molestarnos con el tráfico y con nosotros mismos; tampoco alterar la  ranquilidad con el sonido del claxon.
Es mejor planear bien nuestro día, levantarnos temprano y ser puntuales para evitar las prisas y los accidentes.
Pero sobre todo, no hay que perder de vista que la principal causa de muerte en varones de 5 a 14 años, son los accidentes automovilísticos, mientras que en las mujeres son la segunda causa.
Por otra parte debemos evitar los atropellamientos y otras lesiones de los peatones.

* * *

No hay que dejar de lado la valoración médica periódica, para medir crecimiento y desarrollo, pues el sobrepeso y la obesidad afectan a 1 de cada 4 niños.
También, realizar una biometría hemática completa nos amplía el panorama para descartar un cuadro anémico, y sobre todo, estar alerta con las leucemias, ya que en estos niños son la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en los hombres, de acuerdo estadísticas oficiales (SSA-INEGI).

* * *

Otro de los aspectos centrales que quisiéramos recomendar -y que nuestros colaboradores lo enfatizan frecuentemente- es fortalecer la familia, con unidad, comprensión, amor, cariño y comunicación para todos los integrantes.
Es el mejor blindaje contra las amenazas externas, los miedos y desaciertos.
¡Feliz regreso a clases y paciencia con la economía!

Dr. Jaime Castillo RamosPresidente de la Federación Médica de Sonora femeson@hmo.megared.net.mx