Editorial

Edición: 106

“Cuesta de enembre”


Cada inicio de año se recuerda la frase “la cuesta de enero”, y particularmente en este año 2009 -año de crisis económica mundial- se acuñó la frase “cuesta de enembre”, porque se supone que durante los 12 meses del presente año se deberá remar cuesta arriba con más esfuerzos que en años anteriores y durante más meses.
Los factores principales son la recesión económica del vecino país del Norte propiciada por la crisis hipotecaria y sus efectos sobre los consumidores norteamericanos, quienes se comportan en momentos de crisis de una manera muy solidaria e inteligente, empleando las pocas reservas de sus ingresos en ahorros que les permitan enfrentar la crisis. ¡Que más quisiéramos que nuestra sociedad se comportara igual!
En días pasados, el presidente Felipe Calderón implementó algunas medidas emergentes para enfrentar la crisis, como el congelamiento del precio de la gasolina y la reducción al costo del gas doméstico, entre otras.
Estas medidas fueron recibidas con beneplácito por el pueblo y con la aprobación general entre los conocedores del tema, pero se cree que se necesitará un sinnúmero de modificaciones a las políticas económicas en los momentos precisos, para poder esperar que la crisis no sea más profunda.
Como mexicanos, médicos y profesionales, debemos sumarnos y trabajar más todavía para poder mantener e impulsar a los nuestros, a nuestra comunidad, a nuestro estado y a nuestro país.

* * *

Dentro de la lista de propósitos que las personas nos imponemos cada inicio de año, observamos que la mayoría tienen que ver con la salud.
Así, es común escuchar: “Me propongo... dejar de fumar, bajar de peso, hacer ejercicio, dejar de beber, checar mi salud”, etc.
Quienes nos interesamos y estamos involucrados en la promoción de la salud individual y pública, debemos aprovechar estos propósitos para hacer llegar a la población los medios más sencillos y prácticos a fin de lograr esos buenos propósitos.

Y entre los principales propósitos de la mesa directiva de esta nuestra querida Federación Médica de Sonora, nos proponemos incrementar y reforzar nuestro número de agremiados, lo que esperamos lograr a través de una adecuada divulgación -ante el mayor número de organismos médicos posibles- de los beneficios que representa el pertenecer a nuestro gremio y convencer que actuar en grupo, con objetivos concretos y consensuados por muchos, es mucho más eficaz que las luchas individuales.
Basta dar un vistazo a los logros que la Federación Médica de Sonora ha obtenido a lo largo de su historia. Por lo anterior, hago un llamado a todo médico que lea este mensaje para que se acerque a la Federación Médica de Sonora, y se ponga en contacto con nosotros por los diferentes medios (nuestra oficina en Tabasco 13 Norte, en la colonia Modelo; correo electrónico: femeson@hmo.megared.net.mx, teléfono-fax (662) 214-4053).
Los exhortamos a que no busquen lo que puede hacer la Federación Médica de Sonora por ellos, sino qué pueden hacer ellos dentro de las filas de la Femeson. De esta manera, podremos sumar más ideas que se transformen en pensamientos, que a su vez originen planes, para obtener resultados.

* * *

Quiero aprovechar la ocasión para felicitar a todas las enfermeras que celebraron su Día el pasado 6 de enero, damos nuestro más amplio reconocimiento y un abrazo fraternal a cada una de ellas.
Reconocemos sus legítimos esfuerzos en la búsqueda de superación y actualización continuas, y les invitamos a utilizar la fuerza que en esta Federación poseemos para lograr sus objetivos.
Sólo me resta desearles que este 2009 logren alcanzar todos sus planes y proyectos, mantengan la salud como un bien prioritario, y sobre todo, continúen fomentando el amor y la unión familiar como principal valor.
Y recuerden: El hombre (en nuestro caso los médicos) que no sirve para servir, no sirve.

Dr. Jaime Castillo RamosPresidente de la Federación Médica de Sonora femeson@hmo.megared.net.mx